Comparece a juicio por videoconferencia y admite hechos

Pedro Zamora admitió ante una juez de Jinotega que es culpable de violar a una niña. Además, en Matagalpa admitirá que mató a Maritza Castro, a quien sepultó en una letrina

Juicio por violación y femicidio
Pedro José Zamora García. Foto difundida por la Policía

Compareciendo a una audiencia de juicio a través de videoconferencia, este martes 17 de mayo, Pedro José Zamora García, de 45 años, admitió que es culpable de violación en perjuicio de una niña identificada con las iniciales M.T.C. y/o M.Y.C.G., de 13 años; mientras que, en otro proceso penal en Matagalpa, admitirá que mató a Maritza Castro Manzanares, de 42 años, a quien enterró en una letrina.

Le puede interesar: Capturan a sospechoso de asesinato en Jinotega

Los cargos que la Fiscalía imputó a Zamora en Jinotega fueron violación a menor de 14 años en concurso ideal de violencia sicológica. Mientras que en Matagalpa fue acusado por femicidio en perjuicio de Castro Manzanares, madre de la niña víctima de violación.

En ambos procesos, los jueces a cargo impusieron la medida cautelar de prisión preventiva contra Zamora, quien fue recluido en el Sistema Penitenciario Regional de Waswalí, cinco kilómetros al suroeste de la ciudad de Matagalpa.

La titular del Juzgado Especializado en Violencia de Género en Jinotega, Engracia Inés Flores, ordenó que la comparecencia de Zamora a la audiencia de juicio, este 17 de mayo, fuese a través de videoconferencia.

También puede leer: Rincón de cuentos, un mundo de diversión y enseñanza

En la videoconferencia Zamora decidió aceptar los cargos y, tras realizar el respectivo control de legalidad, la juez Flores lo declaró culpable y en los próximos días dictará sentencia.

Mientras que, en el Juzgado Primero Especializado en Violencia de Género en Matagalpa, el juicio contra Zamora por el femicidio de Castro Manzanares está programado para este 23 de mayo.

A través de un escrito presentado el 10 de mayo reciente, el abogado Freddy Rizo Huerta, defensa técnica de Zamora, señala que este “admitirá hechos de forma voluntaria”, según consigna un auto dictado al siguiente día por la juez María Altamirano.

Según las acusaciones, Zamora estableció una relación de pareja en el 2014 con una hija de Castro Manzanares, identificada por las iniciales I.C.G., con quien procreó dos niños que actualmente tienen 7 y 1 año.

Zamora e I.C.G. y/o I.S.T.C., se quedaron a vivir en la casa de Castro Manzanares, en el municipio de Rancho Grande, Matagalpa. La niña M.T.C. y/o M.Y.C.G., apenas tenía 6 años.

Según el relato que la Fiscalía sostiene en Jinotega, a mediados de diciembre de 2021, el hombre “se llevó de la vivienda a la víctima adolescente” M.T.C. y/o M.Y.C.G., a una finca cafetalera en la comunidad Pueblo Nuevo en Jinotega, donde le inyectó anticonceptivos y comenzó a violarla.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

I.C.G. y/o I.S.T.C., refiere la acusación, llegó a esa finca para buscar a Zamora y que este “entregara a la víctima adolescente”, sin embargo, “éste no desistió de continuar violentando sexualmente a la víctima”.

La acusación sostiene que, consecuencia de las agresiones sexuales, M.T.C. y/o M.Y.C.G. “presenta daño a su integridad psíquica que requiere de tratamiento psicoterapéutico”.

El hombre volvió con la niña a la comunidad El Cortijo en Rancho Grande, donde mató presuntamente a golpes a Castro Manzanares. El crimen habría ocurrido desde el 17 de febrero.

El femicidio contra Castro Manzanares fue descubierto el sábado 2 de abril recién pasado, cuando sus hermanos hallaron el cuerpo en descomposición en una letrina en el patio de la casa donde residía en la comunidad El Cortijo, a cinco kilómetros de la cabecera municipal de Rancho Grande, departamento de Matagalpa.

Facebook Comments