Clero de Matagalpa: Fue “un acto de terror planeado”

El atentado contra la capilla la Sangre de Cristo en la catedral de Managua

Obispo y clero de Matagalpa
© Archivo MOSAICO CSI | Cortesía Diócesis de Matagalpa

El Consejo Presbiteral de la Diócesis de Matagalpa, en representación de todo el clero de esa jurisdicción eclesiástica, calificó como “un acto de terror planeado”, el atentado registrado el 31 de julio reciente contra la capilla la Sangre de Cristo en la catedral de Managua, considerando que tampoco se trata de un hecho aislado y además llamó a encontrar un “consenso nacional” para salir de la crisis que atraviesa el país.

En un comunicado emitido este martes 3 de agosto, el clero matagalpino también señaló que el incendio que destruyó la antigua imagen de la Sangre de Cristo (traída de Guatemala a Managua en 1638), tampoco fue accidental, como afirmó la Policía.

“No fue un accidente, sino un acto de terror planeado, calculado y perpetrado para lastimar y amedrentar a la Iglesia y a la sociedad nicaragüense. Este crimen ofende a Cristo, la fe, la cultura, la historia, la inteligencia, la decencia y los valores más profundos del alma nicaragüense y mundial. El pueblo de Nicaragua se siente profundamente lastimado, ofendido, apesarado e indignado por esta flagrante barbaridad”, refiere el comunicado del clero en sus numerales 5 y 6.

El 19 de julio reciente, la Iglesia denunció a simpatizantes de Daniel Ortega de conducir motos en pleno atrio de la catedral San Pedro Apóstol, lo que fue calificado como un sacrilegio. Antes, ha habido denuncias de paramilitares siguiendo a sacerdotes y en los últimos días han arreciado las amenazas de muerte contra varios obispos, incluyendo al de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez Lagos. También ha habido diferentes actos de sacrilegio en otros templos del país.

Por eso, en el numeral 7 del comunicado, el clero de Matagalpa asegura que lo ocurrido en la catedral de Managua “no es un hecho aislado sino parte de eventos contra la Iglesia y el pueblo de Nicaragua. Días antes y después se vienen dando profanaciones a nuestros templos”.

“Expresamos nuestra más profunda cercanía, cariño, amistad y oraciones a Su Eminencia Cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, Arzobispo Metropolitano, a nuestros hermanos sacerdotes del clero arquidiocesano, religiosos, religiosas y fieles de la Arquidiócesis de Managua”, agrega el documento.

Pero también exhorta “al pueblo de Dios a no dejarnos provocar y caer en una espiral de violencia que justifique más actos de esta naturaleza y a elevar súplicas al Cielo en desagravio, rogar por la conversión de los pecadores y sanación de los corazones, y ser fortalecidos para la incesante tarea de la evangelización a la que no vamos a renunciar, porque nada podrá apartarnos del amor de Cristo”.

El documento finaliza con “un llamado a la conciliación y consenso nacional para que juntos busquemos soluciones a las crisis que nos afectan a todos.”

 

Facebook Comments