Acusan “desaparición” de otro Montenegro

Dorling Montenegro andaba en la comunidad Maleconcito en Wiwilí y después de una balacera su familia no supo más de él

Dorling Antonio Montenegro Muñoz
Dorling Antonio Montenegro Muñoz, de 21 años. © MOSAICO CSI | Cortesía

La numerosa familia Montenegro Centeno está angustiada en Wiwilí, Jinotega, porque desconocen el paradero del joven Dorling Antonio Montenegro Muñoz, de 21 años, y acusan a “policías y paramilitares” de haberlo secuestrado en la noche de este domingo 29 de noviembre en la comunidad Maleconcito.

Le puede interesar: Matan a otro agricultor en El Cuá, Jinotega

“Llegaron policías y llegaron muchos motorizados encapuchados y armaron tremenda balacera”, relató telefónicamente Thelma Montenegro Centeno, tía de Montenegro Muñoz, a quien considera su “hermanito menor”, pues fue criado por los padres de ella, Viviano Montenegro Herrera y Ángela Rosa Centeno Herrera.

Dorling es hermano de Oliver Montenegro Muñoz, condenado por el supuesto delito de homicidio frustrado, pero considerado por su familia como un preso político por cuanto estiman que “es un delito inventado”. Ambos eran hijos de Oliver José Montenegro Centeno, un excontra que, el 23 de enero de 2019, fue el primero de los Montenegro asesinado atrozmente.

También puede leer: Matiguás: Dos hombres mueren en accidente

Edgard Aristo Montenegro Centeno, de 56 años y asesinado junto a su hijo de crianza Jalmar Zeledón en Trojes, Honduras, el 27 de junio de 2019, era tío de los hermanos Montenegro Muñoz. Francisco Blandón, esposo de Thelma, fue asesinado el 27 de agosto de 2019 en San José de Maleconcito.

Dorling salió de la finca a Maleconcito “porque allí es donde comercializamos nuestros productos”, señaló Thelma, indicando que después de la balacera que habrían armado policías con civiles encapuchados, no supieron más de él.

Además: “Nicaragua no te distraigas”, dice obispo de Matagalpa

“La gente halló casquillos de Ak y de otros tipos de arma… hasta el momento no sabemos dónde se encuentra mi sobrino”, agregó la denunciante.

Una hermana de Dorling fue a preguntar por este en la unidad municipal de la Policía en Wiwilí, otros familiares fueron a la delegación departamental de esa entidad en Jinotega y en ambos casos la respuesta fue que no estaba en esas delegaciones.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

“Estamos con la angustia y el miedo por la integridad física y la vida de Dorling, porque ya tenemos cuatro personas de nuestra familia atrozmente asesinadas… Pedimos a las organizaciones internacionales de Derechos Humanos que nos ayuden a denunciar esta situación… La persecución para Dorling y el resto de mi familia es odio político”, dijo Thelma.

Facebook Comments