Acusan a vigilante por asesinato de una joven en Matagalpa

Dolvin Centeno habría asestado al menos siete cuchilladas a Carmenza Hernández, cuyo cuerpo quiso ocultar en Río Blanco

Vigilante Río Blanco acusado
Dolvin Evenor Centeno será procesado en Matagalpa. © MOSAICO CSI

El vigilante Dolvin Evenor Centeno Centeno, de 20 años, fue acusado en Matagalpa por asesinato agravado y robo agravado, ambos delitos en concurso real, en perjuicio de la joven Carmenza Hernández Godínez, de 18 años, a quien acuchilló en la ciudad de Río Blanco, departamento de Matagalpa.

Le puede interesar: Dictan prisión contra presuntos asesinos de mujer

El crimen ocurrió el 5 de febrero reciente y la acusación fue presentada a las 9:19 a.m. de este miércoles 10 de febrero por el fiscal auxiliar Walter Alejandro Urbina Cerrato ante la Oficina de Recepción y Distribución de Causas y Escritos del Complejo Judicial de Matagalpa.

Ahora, la audiencia preliminar del proceso, para que Centeno conozca los detalles de la acusación y pueda designar a algún abogado, podría ser realizada en las próximas horas en el Juzgado Único de Distrito Penal de Audiencias y de Violencia por ministerio de ley.

También puede leer: 10 años de prisión por muerte de 21 personas en accidente

Todavía no han trascendido los detalles de la acusación fiscal contra el vigilante que llegaba a cuidar el establecimiento ubicado en el barrio Bosques del Musún, donde Hernández trabajaba como secretaria, además de recibir y despachar la mercadería.

El 5 de febrero, el vigilante y Hernández estuvieron en sus puestos de trabajo; pero, a las 5:30 p.m., la joven fue a un servicio higiénico afuera de la bodega, mientras que Centeno la siguió y la intimidó con una daga, un arma blanca con doble filo, presuntamente con intenciones de violarla.

La muchacha intentó huir, pero el vigilante la atacó con la daga, provocándole heridas en el cuello y el pecho, una de las cuales perforó un pulmón.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

Tras matar a la joven, el vigilante le despojó de un celular valorado en cinco mil córdobas. Y una hora después, quiso encubrir el crimen. Metió el cuerpo en dos sacos y lo llevó a una zanja detrás de la bodega y lo tapó con maleza.

El cadáver fue encontrado a las 2:30 p.m. del 6 de febrero y al siguiente día la Policía emitió una nota de prensa diciendo que Centeno había confesado la autoría del crimen.

Facebook Comments