Ya no hay humo [Video]

Policlinica-y-Darlin
El área de las comiderías tiene un mejor rostro en el Mercado Norte, hay chimeneas, techo y ventiladores nuevos

Por Luis Eduardo Martínez M., HOY, Matagalpa.

Se acabaron los llantos en las áreas aledañas a las cocinas del Mercado Norte, en el barrio Guanuca de la ciudad de Matagalpa, donde el humo de los fogones sacaba lágrimas a visitantes y arrendatarios.

humo“Mejoraron las condiciones y como usted puede ver ya uno come y no está llorando (por el humo) como antes”, señala Ilcia Leiva, quien cada vez que viaja de su casa en San Dionisio a Matagalpa, va al Mercado Norte para almorzar la sopa de res que degusta con su esposo e hijo.Charlys-guia

Yadira Rodríguez, dueña de uno de los comedores, confirma: “Es que en vez de venir a comer contentos, más bien llorábamos todos por el humo”.

Confianza

Leiva, en tanto, elogia que las dueñas de los comedores en el mercado “mantienen bien aseado, es un buen lugar para comer y ya uno tiene confianza para venir”.

Además de las chimeneas, techo y ventiladores, la municipalidad ha hecho varias mejoras en el mercado que pronto será pintado totalmente, incluyendo las paredes de afuera, sostuvo Fátima del Rosario Castro Chavarría, intendente del centro de compras más grande de Matagalpa.

SINAI

En los últimos meses, los cambios han sido notorios porque “han mejorado la infraestructura, ya no hay goteras y tampoco nos ataca el humo, porque antes los clientes se iban sin comprar porque no aguantaban tanto humo”, comenta Eugenio Rostrán, dueño de un tramo de abarrotes cercano al área de cocinas.

Asimismo, el ordenamiento interno es visible y “se hace una mejor limpieza, está más ordenado… le falta, pero todo va al suave”, dice por su parte Ezequiel Santos Centeno Gutiérrez, comerciante del área de verduras, para quien una de las tareas pendientes es mejorar la seguridad para los vendedores y compradores.

En eso coincide Luz Marina Durán Aráuz, dueña de un tramo de verduras, para quien ahora en el mercado “uno camina tranquilo aquí adentro, pero afuera le pueden robar”.

“Nos sentimos tranquilos, para qué nos vamos a quejar, las ventas a veces están buenas, a veces bajan, pero ahí vamos en el nombre de Jesús”, agrega Durán, agregando que otro asunto pendiente es el ordenamiento de los comerciantes que se ubican afuera del mercado, impidiendo el paso peatonal en las aceras.

Anuncio-WEB-FB