Suspenden partido entre Matagalpa y Masaya por fallas en torre

[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[vc_wp_text]

Johnny Trewin
Johnny Trewin, de los Indígenas, bateaba de 4-2 con dos dobles y dos remolques en el partido. MOSAICO CSI

Por problemas en una torre del estadio Roberto Clemente en Masaya, fue suspendido el partido entre los Indígenas de Matagalpa y las Fieras del San Fernando, cuando el marcador estaba nivelado a ocho carreras y se habían jugado seis entradas completas.

Matagalpa tomó la delantera en el segundo episodio mediante un elevado de sacrificio de Martín Espinoza y amplió a 2×0 en el tercer capítulo por un sencillo impulsador de Evert Andino, frente al abridor fernandino José David Rojas.

En el cuarto inning, Norman Cardoze Jr. impulsó la primera carrera del San Fernando contra el abridor de la Tribu, Walter Reyes, estrechando la diferencia a 1-2.

Matagalpa fabricó cuatro anotaciones en el quinto inning, cuando dio problemas una de las torres del estadio. Johnny Trewin, con doble, impulsó una y explotó a Rojas, mientras, el relevista Bryan Jarquín soportó doble de Marvin Treminio, triple de Martín y sencillo de Daniel, tomando ventaja de 6×1.

Los árbitros consideraron que había visibilidad y continuaron el partido. En el cierre, las Fieras explotaron a Reyes, quien con bases llenas golpeó a Estarlin Guido, para mover la pizarra a 6-2 y el relevista Carlos Rayo obligó a Cristopher Cerda a batear par doble play, pero Masaya aprovechó para marcar una más, acercándose a 6×3.

Aunque oscurecía, Sergio Mena, el manager de los Indígenas, no protestó la falta de visibilidad y sus flecheros marcaron dos más en el inicio del sexto, una producida por sencillo de Emilio Villegas y otra por doble de Johnny.

En el cierre de esa entrada, dos errores defensivos de la Tribu fueron catastróficos porque permitieron que los fernandinos marcaran cinco veces, empatando el marcador a ocho carreras por bando y el manager de las Fieras, Ramiro Toruño, reclamó el problema de las luminarias y los árbitros detuvieron el encuentro cuando Matagalpa iría a su séptima bateada.

[/vc_wp_text]