Sigue proceso por robo millonario a cooperativa de Yalí en Jinotega

Dos jóvenes son acusados de sustraer más de 4.1 millones de córdobas y 48,410 dólares de una cooperativa

Henry Francisco Picado Mairena y Rubén Audías Villagra Castro, deben comparecer nuevamente este viernes 2 de febrero al Juzgado de Distrito Penal de Audiencias en Jinotega, donde están siendo procesados por el robo de más de 4.1 millones de córdobas y 48,410 dólares de una cooperativa en el municipio de San Sebastián de Yalí.

Además de robo agravado, la Fiscalía imputa a Picado los delitos conexos en concurso real de posesión de estupefacientes, sicotrópicos y otras sustancias controladas y portación ilegal de armas de fuego.

Sin embargo, en la audiencia inicial del proceso, el 26 de enero recién pasado, la Fiscalía pidió cinco días para presentar la ampliación del intercambio de pruebas, puesto que a esa fecha no tenía disponibles los resultados de los peritajes químicos a la droga incautada a Picado cuando fue detenido en Matagalpa.

De manera que la juez Lis de María Centeno programó la continuación de la audiencia para este viernes 2 de febrero.

Picado y Villagra, junto a Manuel Mendoza Matute y Tyrone Miguel González Picado, los dos últimos todavía prófugos, son quienes presuntamente cometieron el robo, en la madrugada del 5 de diciembre de 2017, en la sede de la Cooperativa de Servicios Múltiples El Gorrión R.L., en el municipio de San Sebastián de Yalí.

Según la acusación, los cuatro usaron una barra para forzar puertas e ingresar al local, donde registraron cada escritorio. De uno robaron cuatro mil córdobas en efectivo y tres tabletas. De un mostrador en el área de cafetín robaron una computadora y 4,583 córdobas en efectivo. Luego, entraron al cubículo donde estaba una caja fuerte de la que robaron 4,183,140 córdobas y los 48,410 dólares en efectivo.

Los cuatro acusados, cada uno con mochila, las llenaron con billetes y huyeron. Picado y Villagra se habrían trasladado a Matagalpa y el 10 de enero se hospedaron en un auto hotel del valle Waswalí, al suroeste de la llamada Perla del Septentrión.

Picado y Villagra, según la acusación, estuvieron en ese sitio “derrochando el dinero que sustrajeron de la cooperativa, consumiendo droga y pagando mujeres”, presuntamente de un night club cercano.

La Policía los detuvo la noche del 14 de enero junto a dos adolescentes que fueron liberados poco después en Jinotega.

Al momento de la detención, la Policía ocupó dos mochilas conteniendo 1,367,390 córdobas en efectivo, un celular, 41.8 gramos de marihuana, 43.5 gramos de piedras de crack, 0.3 gramos de cocaína y una pistola calibre nueve milímetros.

Comenta esta noticia