Repetición de Senegal vs Sudáfrica, un precedente histórico

La historia detrás del partido de las Eliminatorias Africanas para el Mundial de Rusia 2018 que se jugó dos veces y que será determinante en el futuro del fútbol

Senegal Sudafrica
Senegal celebra el triunfo ante Sudáfrica y la clasificación al Mundial (AFP)

Este viernes ha sucedido algo trascendental para el fútbol mundial: se volvió a jugar un partido que la FIFA había ordenado repetir por un fallo arbitral polémico y eso abre un nuevo capítulo en la historia de este deporte. Las selecciones de Senegal y Sudáfrica son las protagonistas de una rivalidad que comenzó hace casi un año.

Todo comenzó el 12 de noviembre de 2016, cuando ambos equipos se enfrentaron por la Fecha 2 del Grupo D de las Eliminatorias Africanas al Mundial de Rusia 2018. En el partido, que había terminado 2-1 en favor de Sudáfrica, hubo una polémica actuación del árbitro ghanés Joseph Odartei Lamptey: cobró un penal insólito por una mano inexistente que derivó en el primer gol de los sudafricanos.

La Federación Senegalesa pidió inmediatamente a la Confederación Africana (CAF) y la FIFA que investigaran la actuación del juez principal, porque creían que “adoptó decisiones escandalosas a favor de la selección sudafricana”. Su reclamos fue atendido por el organismo internacional y la reacción fue histórica.

Fallo histórico y sanción severa de la FIFA

Ante semejantes equivocaciones, la FIFA decidió que era momento de actuar de oficio. En primera instancia, en marzo de este año, determinó que el colegiado Joseph Odartei Lamptey, de 42 años, había infringido el artículo 6, apartado 1, del Código Disciplinario (influir en los resultados contraviniendo la ética) y lo sancionó muy duramente: lo inhabilitó de por vida de toda actividad relacionada con el fútbol (administrativa y deportivamente o de cualquier otra índole) en los ámbitos nacional e internacional.

Joseph Odartei Lamptey
El árbitro Joseph Odartei Lamptey fue suspendido de por vida por su error en Sudáfrica-Senegal

 

Como segunda medida, el pasado mes de septiembre, el organismo internacional, que insistió en su política de “tolerancia cero” y su compromiso con la integridad del fútbol, decidió que Sudáfrica y Senegal volverían a jugar su partido.

Este viernes, en el Peter Mokaba Stadium de Polokwane, Senegal revirtió la historia con una victoria por 2-0 que lo depositó en la próxima Copa del Mundo. Se sumó a Nigeria y Egipto, las otras selecciones clasificadas de África, y dejó un antecedente que será determinante para la historia del deporte.

Senegal-Sudáfrica, el partido que sienta un precedente

Este encuentro ha establecido un precedente que generará una ola de reclamos a la FIFA cada vez que haya algún fallo arbitral determinante. Por primera vez en las historia se repitió un partido y eso podría ser utilizar por distintas selecciones que sean perjudicadas.

Cuando Estados Unidos quedó eliminada, se informó que planeaba recurrir al organismo internacional para protestar por el “gol fantasma” de Panamá ante Costa Rica. Además, como había comunicado el periódico La Tercera, Chile evaluó protestar por el presunto pacto entre Perú y Colombia que provocó su eliminación. Los directivos de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) y los dirigentes norteamericanos no tuvieron éxito, pero no quedan dudas que lo sucedido entre Sudáfrica y Senegal abrirá un abanico de posibilidades para reclamar fallos arbitrales.

Fuente: Infobae

Comenta esta noticia