Recuerdan al padre Benedicto Herrera en Matagalpa

Fue vicario general de la Diócesis y director general del Colegio Diocesano San Luis Gonzaga

PADRE BENEDICTO
Miembros de la comunidad educativa del Colegio Diocesano San Luis Gonzaga en Matagalpa, llevaron ofrendas florales al sepulcro del padre Benedicto Herrera. MOSAICO CSI

Mosaico CSI

Llevando ofrendas florales al sepulcro en el cementerio principal de Matagalpa, miembros de la comunidad educativa del Colegio Diocesano San Luis Gonzaga, recordaron este viernes 18 de agosto, al ex director general de ese centro de estudios, monseñor Benedicto Herrera Álvarez.

Antes, el sacerdote Óscar Escoto, director del colegio, presidió una misa en la que participaron alumnos, personal docente y administrativo y ex alumnos de ese centro de estudios, el más antiguo de Matagalpa y uno de los más prestigiosos en el país.

El padre Benedicto, como era llamado en Matagalpa, falleció consecuencia de enfermedad el 19 de agosto de 1998. Sus ex alumnos le recuerdan como un impulsor de diversas obras sociales en la Diócesis de Matagalpa, en la cual desempeñó el cargo de vicario general.

Herrera fue ordenado sacerdote el 24 de marzo de 1963 por el entonces obispo de Matagalpa, monseñor Octavio José Calderón y Padilla, en la Catedral San Pedro Apóstol de la ciudad de Matagalpa y luego fue enviado a México y Honduras, donde se preparó para formar delegados de la palabra, según recuerda el profesor Juan Alberto Palma, ex director de educación primaria del Colegio San Luis.

Según el maestro Palma, el padre Benedicto trabajó de cerca con el obispo Calderón y con el padre Etanislao García, quien fue director del colegio.

Poco después, el padre Benedicto asumió la dirección del San Luis y es considerado como el iniciador de impartir clases de secundaria en el colegio religioso.

El escritor, historiador y exalumno del colegio San Luis, Eddy Kühl Aráuz, recuerda al padre Benedicto como un hombre amable y accesible, amigo de los campesinos.

De acuerdo con el profesor Palma, en su labor pastoral, el padre Benedicto destacó llevando la evangelización a comunidades rurales de los departamentos de Matagalpa y Jinotega, en “misiones que a veces duraban hasta tres meses”.

Entre algunas de las obras del padre Benedicto, recordaron la construcción de la iglesia Santa María de Guadalupe en el barrio Guanuca.

Asimismo, le recuerdan como fundador de la Tropa 38 San Luis de los Scouts de Nicaragua en Matagalpa.

El profesor Palma apunta que el padre Benedicto fue “un incasable luchador por la libertad y un valiente defensor de los derechos ciudadanos”. Además construyó dispensarios que proveía de medicamentos en los municipios de San Ramón y Matagalpa.

Mosaico CSI

Somos una organización comunicacional líder en audiencia, alcances e incidencia. Somos la principal y más confiable fuente de información.