Protestas electorales ya dejaron 18 muertos en Honduras

El ex presidente Manuel Zelaya denunció dos nuevas víctimas "asesinadas por la Policía militar". En las últimas dos semanas, perdieron la vida otros 14 manifestantes y dos oficiales. La oposición convocó a nuevas marchas contra el presidente Juan Orlando Hernández y el presunto fraude

Honduras
Oficiales se movilizan mientras arde un vehículo policial, en Tegucigalpa (AFP)

La crisis política y la violencia en las manifestaciones en Honduras por un supuesto fraude en las elecciones del 26 de noviembre han causado 18 muertos, denunció este sábado el ex presidente Manuel Zelaya, quien convocó nuevas protestas a nivel nacional el lunes.

“Tenemos 18 personas asesinadas en los últimos quince días, hay familias que están sufriendo”, dijo Zelaya en una rueda de prensa en Tegucigalpa.

Sin precisar detalles, el ex gobernante afirmó que las dos últimas víctimas fueron asesinadas este sábado en el sector de Cofradía, departamento de Cortés, norte hondureño.

Honduras
Manifestantes arrojan piedras contra la policía (Reuters)

“Nos hemos solidarizado con la familia de los dos jóvenes asesinados hoy en Cofradía, fueron asesinados por la Policía Militar, lo cual lamentamos”, subrayó Zelaya, quien es coordinador general del Partido Libertad y Refundación (Libre) y de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, que alega un “fraude” en los comicios.

Entre las otras 16 víctimas figuran 14 manifestantes y dos policías, estos últimos perdieron la vida el pasado día 3 en la comunidad de Río Tinto, en el oriental departamento de Olancho.

Los dos agentes fueron tiroteados durante una operación en aplicación al estado de excepción que rigió en el país en los primeros 10 días de diciembre por las manifestaciones violentas de la oposición y el vandalismo desatado en varias ciudades.

Casi tres semanas después de los comicios, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no ha proclamado a un ganador, aunque el resultado final da una leve ventaja al presidente Juan Orlando Hernández, de 49 años, aspirante a la reelección por el Partido Nacional (PN, derecha).

Simpatizantes de la Alianza de Oposición, que lidera Salvador Nasralla, protagonizaron el viernes una serie de protestas callejeras en las principales carreteras del país que dejaron una docena de lesionados, un herido de bala y la quema de tres camiones por el “fraude” en las elecciones del 26 noviembre.

Honduras
Las protestas continuarán durante la próxima semana (Reuteres)

Nasralla se proclamó presidente electo el mismo día de los comicios, lo que también hizo el presidente del país y candidato a la reelección por el gobernante Partido Nacional, Juan Orlando Hernández, antes de que el TSE divulgara su primer informe oficial.

De acuerdo con el último registro del TSE, Hernández ganó las elecciones con el 42,95%, mientras que Nasralla, que no acepta los resultados oficiales y rechaza la pretensión del gobernante, obtuvo el 41,42%.

Las manifestaciones, que según la oposición son “pacíficas”, continuarán el próximo lunes a nivel nacional a partir de las 06:00 hora local (12.00 GMT), anunció Zelaya.

“Si dejamos de movilizarnos el mundo creerá que estamos conformes, por eso las movilizaciones no se detienen”, enfatizó Zelaya, quien fue derrocado en 2009 cuando intentó establecer una Asamblea Nacional Constituyente para, entre otras reformas, incluir la reelección en la Constitución.

 

Honduras
Un policía retira un objeto en llamas de una barricada opositora (Reuters)

Destacó que “sin un nuevo conteo (de los votos) ante un ente internacional e imparcial”, la Alianza de Oposición “no reconoceremos ni aceptaremos una declaración unilateral del TSE”.

“Si el TSE hace una declaración unilateral, que Dios nos agarre confesados, el pueblo no lo va a aceptar”, señaló Zelaya, quien denunció que la Policía Militar “no permite la atención médica a los afectados” durante las protestas.

Señaló que el pueblo hondureño “no tiene armas”, y aseguró que los seguidores y líderes de la Alianza de Oposición son “agredidos permanente por ejercer el derecho a la protesta que la Constitución nos garantiza”.

Zelaya dijo el viernes que la solución a la crisis política en Honduras es que le entreguen la Presidencia del país a Salvador Nasralla, un reconocido presentador de televisión.

Las protestas callejeras han causado también la destrucción total o parcial de pequeños, medianos y grandes negocios, algunos de ellos incendiados, cuyas pérdidas rondan más de 600 millones de dólares, según un informe de la empresa privada.

Fuente: Infobae | con información de EFE

Comenta esta noticia