Prisión contra implicados en asesinato de embarazada en Jinotega

Hombre persiguió queriendo asesinar a niño de tres años, hijo de Marisol López

CRIMEN CONTRA EMBARAZADA
Adela Castillo Rocha y su sobrino Byron Rayo Castillo fueron acusados por cuatro delitos relacionados con el asesinato de una mujer embarazada. LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ M.

Luis Eduardo Martínez M., LA PRENSA

Byron Rayo Castillo y su tía Adela Castillo Rocha fueron acusados este martes por los delitos de asesinato agravado y aborto sin consentimiento en perjuicio de Marisol López Rodríguez, quien fue asesinada el pasado 13 de agosto en la comunidad Santa Teresa, en San José de Bocay, Jinotega. Ella estaba embarazada.

López, con ocho meses de embarazo, fue asesinada en presencia de su hijo de tres años y una sobrina de cuatro.

La víctima cuidaba la casa de su media hermana Alba Nubia Herrera López, cuando Rayo Castillo llegó a la vivienda y le propinó 15 machetazos. Presuntamente Rayo cometió el delito, por encargo de su tía, creyendo que se trataba de Alba, actual pareja de Roberto Montenegro, quien antes fue pareja de Adela.

Durante la audiencia preliminar la Fiscalía acusó a Rayo Castillo como presunto autor material de los hechos, y a Castillo como presunta autora intelectual. Además se les imputó los cargos de asesinato en grado de tentativa en perjuicio de Herrera, asesinato agravado en grado de frustración en perjuicio del menor de tres años, a quien Rayo habría perseguido con un machete con presuntas intenciones de matarlo, y lesiones psicológicas leves en perjuicio de la niña de cuatro.

La titular del Juzgado especializado en violencia de género en Jinotega, Engracia Inés Flores, admitió la acusación y conforme las reformas a la legislación penal, incluyendo a la Ley integral contra la violencia hacia las mujeres (Ley 779), dictó la medida cautelar de prisión preventiva contra los acusados. Flores programó la audiencia inicial del proceso para el 31 de agosto.

Audiencia de anticipo de pruebas

A petición de la Fiscalía, Flores realizó este lunes una audiencia especial de anticipo jurisdiccional de pruebas para evitar que varios testigos de escasos recursos tengan que volver a Jinotega para declarar durante un eventual juicio, por lo que rindieron sus declaraciones.

Alba Nubia Herrera, a quien presuntamente quería asesinar Rayo Castillo, además de la niña que presenció el crimen y los testigos que vieron al hombre cuando perseguía al niño, declararon ante la juez Flores.

Mosaico CSI

Somos una organización comunicacional líder en audiencia, alcances e incidencia. Somos la principal y más confiable fuente de información.