Pobladores rescatan a maestras secuestradas en San Ramón, Matagalpa

SECUESTRO MAESTRAS
Agentes de la Policía detuvieron a tres personas para investigarlas sobre el secuestro de las educadoras. LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ M.

Luis Eduardo Martínez M., LA PRENSA

 Estaba cerrada este viernes la modesta escuela multigrados en San Antonio de Upá, entre las montañas del municipio de San Ramón, Matagalpa. Casi 60 alumnos de primaria no pudieron recibir clases porque dos maestras de ese centro estuvieron secuestradas el día anterior.

S.N.T.G. y M.O., de aproximadamente 35 y 22 años, respectivamente, son las maestras que a las 11:00 a.m. del 3 de agosto terminaron de impartir clases en la escuela situada en la cima de un cerro y emprendieron la rutinaria y kilométrica caminata de regreso a sus casas, por una solitaria trocha que debido a las lluvias está en franco deterioro.

Caminan durante horas para llegar a escuela

Hasta el caserío de San Antonio de Upá no hay servicio de transporte público y los lugareños deben caminar durante dos horas y media, como mínimo, para llegar a la comunidad La Pacayona o bien caminar una distancia mayor hasta El Roblar, en la comarca Yasica Sur, explica Reina Ramos, habitante del lugar.

Poco se habían alejado las maestras de la escuela cuando un grupo de hombres, uno de ellos con pistola, las interceptaron y bajo intimidación las llevaron entre cafetales hasta las espesas montañas aledañas a San Antonio.

Horas después, la mayor de las maestras, S.N.T.G., llegó desesperada y llorando a la iglesia evangélica Lirio de los Valles, avisándole al pastor Carlos José Díaz Mendoza que los desconocidos se habían llevado a la otra docente más adentro en la montaña.

“Cuando vine del trabajo, estaba comiendo cuando la profesora venía desesperada, buscando auxilio y me fui a ver qué podía hacer, le avisé al mandador de una hacienda y a los celadores y mirábamos qué hacíamos para liberar a la otra profesora que seguía secuestrada”, relató Díaz, indicando que llamaron telefónicamente a la Policía, pero de esa institución tardaban en presentarse al lugar.

Búsqueda de maestra

Entre vigilantes de las haciendas vecinas, así como hombres y mujeres de diferentes sectores, se organizaron y más de 40 fueron a buscar a la maestra.

“Como a las 3:00 p.m. salimos de allá (del caserío de San Antonio) y los seguimos, yo los alcancé y les volé un par de balazos. Eran tres, dos de ellos eran morenos, uno andaba con camisa pinta y otro camisa celeste”, relató José Cano García, uno de los vigilantes que se sumaron al rescate de la maestra.

Detienen a sospechosos

Una patrulla policial con agentes del Grupo de Intervención Rápida llegó de noche al lugar. Los pobladores contaron lo ocurrido. Los policías se quedaron a la orilla de la trocha y en la mañana de este viernes 4 de agosto, detuvieron a unos sospechosos.

Al detectar la presencia de LA PRENSA, la Policía se apresuró en salir de San Antonio, sin brindar ningún tipo de información. Los lugareños dicen que son tres los detenidos por el caso.

Temen pérdida de curso escolar

Ante lo ocurrido, las maestras dijeron a los comunitarios que ya no seguirían impartiendo clases en la escuela y “tienen razón, las dos se desmayaron ya estando aquí y tienen miedo”, relata el pastor Carlos José Díaz Mendoza.

A criterio de Díaz, el Ministerio de Educación debería enviar a maestros varones “que puedan defenderse” y continuar con el curso escolar. “Ellas ya tienen todo listo para las fiestas del 14 de septiembre, el desfile escolar, y sería una lástima que no se pueda continuar”.

03 son los detenidos por agentes del Grupo de Intervención Rápida de la Policía Nacional. Ellos serán interrogados para conocer si tienen que ver con el secuestro de las profesoras de primaria.