Oración contra el olvido

Hoguera olvido
El lugar donde Vilma Trujillo fue quemada en una hoguera. MOSAICO CSI/CORTESÍA

Juan Carlos Arce Campos (*)

Padre y Madre nuestra, que estas en el cielo, en la tierra y dentro de cada uno de nosotros y nosotras, no dejes que olvidemos tanta injusticia y abuso de poder cometidos contra nuestros hermanos y hermanas más pequeñas.

Padre y Madre nuestra, en estos tiempos de resignación y desinterés, no me dejes olvidar a los muertos de El Carrizo, a los de El Portal, a los de San Fernando, y a tantos otros, asesinados como Jesús por poderosos.

Padre y Madre nuestra, no me dejes olvidar a tantas mujeres víctimas de femicidio, sobre todo a Vilma Trujillo, asesinada por quienes enseñan a usar el nombre de Jesús para mentir, manipular y asesinar.

Padre y Madre nuestra, no me dejes olvidar al pueblo miskito, que como el pueblo de Jesús hace dos mil años, está viendo invadidas sus tierras y las defiende convencido que son herencia tuya. Tampoco me dejes olvidar a los migrantes haitianos y africanos ahogados en el Cocibolca, quienes persiguiendo el sueño de vivir mejor, perdieron su vida ante la indolencia del Estado y la indiferencia de mi pueblo.

Padre y Madre nuestra, no me dejes olvidar a quienes luchan contra las injusticias de los abusadores de siempre y son perseguidos y amenazados.

No me dejes olvidar, dame fuerzas para seguir luchando y para enfrentar mis miedos.

Padre y Madre nuestra, no dejes que me pierda en este mundo banal y ayúdame a asumir con dignidad mi derecho y mi deber de denunciar las injusticias que quedan impunes de quienes te ofenden abusando de su poder.

Amén

 (*) El autor es abogado defensor de los Derechos Humanos

 

Juan Carlos Arce Campos

Juan Carlos Arce Campos

El autor es abogado, defensor de los Derechos Humanos y especialista en Género e igualdad con mención en ADM
Juan Carlos Arce Campos

Latest posts by Juan Carlos Arce Campos (see all)