Matagalpa y sus fascinantes destinos turísticos

Inspiración de escritores, músicos y poetas, Matagalpa es un territorio de vasta belleza natural, clima envidiable y una población que desde siempre ha sido caracterizada por su hospitalidad

Privilegiado con bellezas naturales incomparables, el departamento de Matagalpa ofrece su agradable clima, sus frondosas nebliselvas y la majestuosa diversidad de su flora y fauna, como parte de los atractivos que le han convertido en uno de los principales destinos turísticos en Nicaragua.

“Matagalpa es un territorio y una historia siempre verde como los cafetales que llenan ese territorio y hacen, en gran medida, su historia. Territorio e historia que conforman una unidad cultural siempre viva”, escribió con mucha razón el doctor Juan Bautista Arríen (1931-2014), uno de los educadores y pensadores más relevantes en Nicaragua, quien fue representante permanente de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en el país.

Distintos sitios de interés histórico, se suman a diversos y atractivos destinos para practicar el ecoturismo, agroturismo, turismo de aventuras, rappel (técnicas de descenso por cuerdas), white water rafting (balsas en los rápidos), avistamiento de flora y fauna, entre otras actividades que harían más placentera la estadía de los visitantes.

Darío, cuna del Poeta

A solo 70 kilómetros de Managua, sobre la ruta Panamericana Norte, en el municipio de Darío, el viajero podrá encontrar la mítica y enigmática Laguna de Moyuá, uno de los más importantes humedales de Nicaragua y el mundo. En este apacible espejo de agua hay dos islotes en los que fueron encontradas las columnas de un templo indígena antiguo. Ahí fue el primer asentamiento del pueblo de Sébaco, según refieren los historiadores.

Laguna de Moyuá
La Laguna de Moyuá, en el municipio de Darío. MOSAICO CSI/Cortesía

En este lugar puede pasar el día con familiares o amigos, realizar distintas actividades como pescar con los lugareños, navegar en lancha por la laguna, avistar aves migratorias y hasta acampar.

Más adelante, en la Ciudad Darío, podrá visitar el Museo Casa Natal de Rubén Darío, una vivienda esquinera que conserva sus características originales: paredes de adobe y taquetzal, techo de tejas de barro y que está enclavada en el centro histórico de la ciudad.

En esa casa residió sus primeros años el poeta cuyo nombre lleva la pintoresca ciudad que antiguamente se llamaba Metapa, por haber sido fundada por frailes mercedarios (1627) en el valle de Metlapan o Metapan, que significa “lugar de piedras de moler”.

Sébaco, idílicas leyendas

Siempre sobre la ruta Panamericana, a 100 kilómetros de Managua, está la ciudad de Sébaco, asentada a orillas del Río Grande de Matagalpa y uno de los principales enlaces del transporte, comunicaciones y otros aspectos de la economía nacional. Es uno de los poblados más antiguos de Nicaragua y su historia se remonta a mucho antes de la colonización.

En el llamado barrio Sébaco Viejo, existe la iglesia Nuestra Señora de la Asunción, una construcción de adobe que tiene tres naves bien definidas con columnas de madera de unos cinco metros de altura y que sostienen el techo de tejas. Es uno de los templos más antiguos y fue declarada por la Asamblea Nacional como Patrimonio Histórico y Cultural de la Nación, el 22 de septiembre de 1996.

Iglesia Nuestra Señora de la Asunción
Iglesia Nuestra Señora de la Asunción en Sébaco Viejo, municipio de Sébaco, Matagalpa. MOSAICO CSI

Matagalpa, la Perla del Septentrión

Fue el poeta esteliano Samuel Meza quien le dio el nombre literario de Perla del Septentrión a la ciudad de Matagalpa. Además de la frescura de su clima, la diversidad de opciones y la amabilidad de su gente, es aquí el punto de partida para más destinos en los demás municipios del departamento.

Antes de llegar a Matagalpa, en la ruta desde Sébaco, el visitante puede apreciar los beneficios de café seco, a la orilla de la carretera, y en algunos de ellos, previa autorización, podrán entrar y conocer del procesamiento del denominado “Grano de Oro”, principal rubro económico del país.

Una imagen de la Virgen de La Merced, patrona de la Diócesis de Matagalpa, da la bienvenida a quienes visitan la ciudad que es atravesada por el Río Grande de Matagalpa, uno de los más importantes y extensos del país.

Caminar y realizar turismo religioso es posible con el viacrucis a la Montaña de la Paz, en la cúspide del cerro Apante, donde fue erigida una cruz de 33 metros de alto con una imagen de 12 metros de la Virgen de Guadalupe, el más alto monumento del país. Ahí hay un mirador con vistas fascinantes a la ciudad.

Un poco de historia

Matagalpa es hoy, como lo fue desde siglos pasados, una de las ciudades de mayor empuje cultural y económico en el país. En cuanto a hospedaje se refiere, se tiene memoria de que el edificio del Cabildo Municipal, frente al actual parque Francisco Morazán, tenía un gran cuarto que era usado para hospedar visitantes. Así lo refirió el doctor Karl Scherzer, quien pernoctó allí en 1854, dice el historiador Eddy Kühl Aráuz.

Ya con la llamada fiebre del cultivo del café, surgieron algunos hoteles, como el Hotel Haslam, de los ingleses Charles Haslam y su esposa Adela Burton, establecido entre 1890 y 1910. El historiador Kühl apunta que este hotel estaba ubicado en la esquina noroeste de la catedral San Pedro Apóstol.

Luego abrieron: el hotel Centroamérica, de Alberto y Mercedes Alfaro entre 1910 a 1920; el Hotel Bermúdez, del general Horacio y Graciela Bermúdez, en 1935.

De acuerdo con Kühl, el turismo recreativo propiamente dicho comenzó en Matagalpa con las visitas de amigos de la zona del Pacífico a las fincas de café de este departamento, a partir de 1900.

En tanto, el ecoturismo, como forma de generar ingresos, comenzó con el Hotel de Montaña Aranjuez. Funcionó en esa hacienda de café de Alex y Allison Potter, desde 1934 hasta 1950, año en que fue convertido en hospital de enfermedades pulmonares.

En 1938 abrió el hotel Santa María de Ostuma, de Leo y Meyaya Salazar y el Hotel de Montaña Selva Negra, fundado por Eddy Kühl y su esposa Mausi Hayn, en 1975.

Destinos con historia

Catedral San Pedro Apóstol
La Catedral San Pedro, construida a finales del siglo antepasado, es uno de los edificios más antiguos en la ciudad de Matagalpa. MOSAICO CSI

Así Matagalpa ofrece múltiples destinos de interés histórico, incluyendo los templos católicos, entre los que destaca la catedral San Pedro Apóstol, el más suntuoso edificio de la ciudad que fue embellecido en tres etapas. El plano de esta iglesia fue elaborado por el padre jesuita Alejandro Cáceres, la primera piedra fue puesta el 29 de junio de 1874 y la obra fue terminada en 1897.

La iglesia San Felipe de Molagüina es el templo religioso más antiguo en la ciudad de Matagalpa. Fue construido en 1630 por frailes mercedarios que inicialmente le llamaron Iglesia de San Felipe. Con el tiempo, los pobladores le llamaron Molagüina, igual que una de las tres parcialidades en que estaba dividido el pueblo de los matagalpas. El templo está en el centro histórico de la ciudad. Sus paredes eran de taquezal con un diseño a dos aguas. Durante el episcopado de monseñor Julián Luis Barni, el templo fue “reforzado”, y esas paredes quedaron dentro de las nuevas, señala monseñor Róger García.

Otro sitio de interés histórico es el denominado “Cementerio de los Extranjeros”, al oeste del actual cementerio general. Allí descansan los restos de la mayoría de inmigrantes que llegaron a Matagalpa en el siglo antepasado y que contribuyeron enormemente al desarrollo económico y productivo de Matagalpa.

Fascinantes opciones

Desde 1938, afirma Kühl, Matagalpa ha sido el único departamento con hoteles de montaña con facilidades para realizar senderismo en la selva virgen, cabalgar, observar más de 200 variedades clasificadas de pájaros y más de un centenar de variedades clasificadas de orquídeas; además de recorrer plantaciones de café, visitar museos, con bares y restaurantes, así como la experiencia internacional y la facilidad de hablar distintos idiomas.

Denis Vallejos, especialista en turismo, asegura que en Matagalpa “podemos encontrar tantos atractivos en la ruta del café, la ruta de las cascadas, con múltiples actividades y siempre en esa mezcla de un clima agradable entre verdes montañas”.

Hotel de Montañas Selva Negra

Son múltiples las actividades recomendadas para pasar unos días en Selva Negra, desde cabalgatas hasta recorridos aprendiendo sobre todo el ciclo productivo del café, desde el establecimiento de las plantas en viveros hasta catar la exquisita bebida.

El hotel cuenta con magníficas cabañas y albergues privados entre las montañas siempre verdes y con un clima envidiable.

CAPILLA SAN NICOLÁS
La capilla San Nicolás construida con un estilo germánico en Selva Negra. MOSAICO CSI

Otra de las particularidades de Selva Negra es que la mayor parte de los alimentos: carnes, jugos, huevos, vegetales, entre otros, son producidos en el mismo lugar.

Asimismo, de la laguna frente al restaurante, a través de tuberías que descienden alrededor de 1.5 kilómetros hasta unas turbinas, el hotel produce 38 kilovatios de energía eléctrica.

Es, además, uno de los sitios donde el visitante puede aprender y conocer sobre la historia y geografía nacional, sobre todo de la historia, cultura y tradiciones de Matagalpa.

Ahí hay un pequeño museo y en algunas paredes podrá apreciar mapas y dibujos pintados por el propio historiador Eddy Kühl y si él está ahí, al momento de su visita, podrá contarle parte de sus investigaciones.

En este paradisiaco lugar está la Capilla San Nicolás, construida en 1999 y que es uno de los 13 sitios favoritos en el mundo para contraer matrimonio, recomendó la revista Oyster en un especial de bodas publicado en 2014 también por el estadounidense diario en línea The Huffington Post.

Ecolodge Cascada Blanca

Senderismo, rappel, avistamiento de aves, disfrutar de las frescas aguas de la cascada, en un entorno agradable, lejos del bullicio citadino; alimentar el espíritu a través de la meditación; son solo algunos de los motivos por los cuales visitar Ecolodge Cascada Blanca, un impresionante destino situado a solo 12 kilómetros al norte de la ciudad de Matagalpa sobre la ruta pavimentada hacia el municipio El Tuma-La Dalia.

Ecolodge Cascada Blanca, uno de los principales destinos en Matagalpa. MOSAICO CSI

Ahí puede llegar también en autobuses que por ahí transitan cada media hora o bien a través del servicio de transporte ofrecido desde la ciudad por la administración de Ecolodge Cascada Blanca, previa reservación.

Ahí, entre las montañas de la comunidad Santa Emilia, podrá descubrir la magia que envuelven fascinantes leyendas sobre duendes que habitaron o llegan a la enorme cueva debajo de la cascada, entre piedras que, agujeradas por el tiempo, simulan rostros y otras figuras.

Cascada Blanca ha ido creciendo con una atractiva infraestructura siempre en armonía con el entorno natural del sitio. El gerente, Denis Vallejos, señala que “siempre estamos innovando y prestar nuevos servicios, ahora contamos con un barista y el café es proveído por un productor de una zona cercana, también tenemos nuestros servicios de restaurante, alojamiento, y también hemos ampliado los circuitos de senderismo por abajo y por arriba del río”.

En este lugar el visitante también puede hacer camping en la cueva o realizar otras actividades para simplemente ser feliz.

Ruta de las cascadas

El Ecolodge Cascada Blanca puede ser también un punto de partida en la llamada Ruta de las Cascadas.

A unos 12 kilómetros al oeste, por ejemplo, en la comunidad Las Nubes, está el centro turístico Brisas del Norte, donde uno de los principales atractivos es la cascada con más de 25 metros, así como la poza de poca profundidad habilitada como balneario.

Mientras que en el municipio El Tuma-La Dalia, se ubica la Cascada La Luna —una iniciativa de la municipalidad para aportar con el turismo rural comunitario—, donde el visitante puede aprovechar para darse un chapuzón, pero también puede practicar kayak, canopy o rappel, al tiempo que disfruta de las tres caídas de agua, de la cascada con más de 50 metros de alto.

Asimismo, en la comarca Yasica Sur del municipio de San Ramón, se encuentra la Cascada La Corona.

Turismo rural comunitario

Pequeñas comunidades organizadas también se han abierto al turismo. Aprender sobre la diversidad de la flora y la fauna, particularmente de orquídeas, mariposas y ranas de ojos rojos, además de disfrutar de un clima envidiable entre bosques y una laguna natural, son algunos de los atractivos que oferta el Centro Turístico Rural Comunitario en La Suana, en el municipio de San Ramón, departamento de Matagalpa.

Un mariposario se encuentra entre las opciones que ofrece el Centro Turístico Rural Comunitario La Suana. LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ M.
Un mariposario se encuentra entre las opciones que ofrece el Centro Turístico Rural Comunitario La Suana. MOSAICO CSI

Fue inaugurado el 2 de abril de 2016 y los casi 400 habitantes de la comunidad elogian los impactos positivos que ha generado en el lugar la apertura del centro turístico, desde la rehabilitación del camino y las mejoras en los servicios de agua potable y energía eléctrica, además de la creación de algunos empleos para los lugareños, mientras otros han emprendido pequeños negocios.

En el centro existe un orquideario donde cultivan más de 45 especies de orquídeas. También hay un mariposario con su respectivo laboratorio, donde el visitante puede aprender sobre todo el ciclo de vida de las mariposas y un ranario donde el turista puede apreciar también el ciclo de vida de las ranas, principalmente las verdes de ojos rojos.

Facebook Comments