Lo matan a balazos tras bochinche en Wiwilí, Jinotega

[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[vc_wp_text]

 Wiwilí, Jinotega

Tras protagonizar un bochinche con dos primos, Félix Pedro Cruz Castellón, de 30 años, terminó buscando pleito con un parroquiano que en presunta defensa lo mató a balazos en la microrregión de Plan de Grama, en el municipio jinotegano de Wiwilí.

El caso ocurrió a las 9:30 p.m. del domingo recién pasado 25 metros al norte de la Escuela Carmen Sánchez en Plan de Grama, donde la Policía detuvo a Nolvis Noel González Palacios, de 29 años, como presunto autor de los disparos, tipificando el caso como homicidio.

Alexander Cruz Medina denunció el crimen ante la Policía de Wiwilí, relatando que su primo, Cruz Castellón, estuvo tomando licor con Bécquer Cruz Medina y Moisés Cruz Rivera en el bar de María Camacho, de donde salieron “bien tomados”.

Cuando pasaban por la Escuela Carmen Sánchez, Cruz Castellón se percató que se le había extraviado una pieza que recubría el cabo de la bayoneta que portaba, iniciando una discusión con sus primos Bécquer y Moisés, previo a reñir entre los tres.

En el bochinche, Cruz Castellón sacó la bayoneta y caminó 20 metros al oeste, donde González Palacios estaba en la acera de su casa, viendo el alboroto.

Cruz Castellón lo señaló con el cuchillo, diciéndole que quería “ver sangre”, por lo que González Palacios, respondiéndole que si eso quería, “lo iba a tener”, según relató Alexander en su denuncia.

González sacó un revólver y mientras Cruz Castellón se aproximaba, le realizó tres disparos “preventivos”, tratando de alejarlo, apuntando a unos tres metros de distancia del presunto agresor; sin embargo, este se le lanzó encima “con la intención de acuchillarlo”.

Un boletín suministrado por la Secretaría Ejecutiva de la Policía en Jinotega señala que González retrocedió, pero Cruz Castellón lo persiguió y el primero le asestó tres tiros, uno en el pecho, otro en el estómago y el tercero “de refilón” al lado derecho de la cabeza.

Cruz Castellón murió aunque sus primos, con quienes había comenzado el bochinche, trataron de auxiliarlo.

González se quedó en el sitio entregándose a los agentes policiales que llegaron para investigar el caso. Además, entregó el revólver utilizado.

[/vc_wp_text]

Mosaico CSI

Somos una organización comunicacional líder en audiencia, alcances e incidencia. Somos la principal y más confiable fuente de información.
Compartir