Policlinica-y-Darlin

Rosa Membreño, HOY, 08 de noviembre de 2015

El conjunto Toros del Norte quería recuperar el trono de la Liga Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) y el español José Luis Dámaso Martínez quería vivir una experiencia nueva como entrenador y fue así como el destino los unió, gracias al gigante pinolero Bartel López y al presidente del equipo norteño César Fornos.

REPDEP

Y aunque el futuro era incierto porque los Toros del Norte en un principio habían sido privados de participar en la Liga ACB por cuestión de poder, aún así Dámaso tomó el avión y luego de 26 horas de viaje arribó con una maleta cargada de sueños a la Tierra de Lagos y Volcanes, donde hizo historia, porque no solo le dio su segundo título a Matagalpa sino también a Nicaragua en el Torneo de la Confederación Centroamericana de Baloncesto (Cocaba), en El Salvador, triunfo que les valió el boleto a la Liga de Las Américas, que será en enero del 2016, en un lugar aún por definir.

Pero el éxito del quinteto Toros no ha sido fácil, así lo explica Fornos, un ingeniero en Sistemas y un amante del futbol y el baloncesto.

“La idea de crear a los Toros del Norte surgió en el 2011, queríamos competir y no solo participar en la Liga ACB, pero no teníamos las condiciones económicas”, recuerda Fornos.

Pero Fornos no dejó morir sus sueños y tuvo a un gran aliado, el entrenador pinolero Jimmy Smith, quien durante dos años seguidos fue el entrenador del conjunto norteño y lo convirtió en campeón y subcampeón.

“Jimmy me alentó a concretar la idea de los Toros, invitamos a varias personas a sumarse, pero al ver el prepuesto se asustaron y nos quedamos solos, pero en el 2013 debutamos con el equipo. No logramos todo el apoyo económico, pero el equipo no era costoso. La planilla fue de 23 mil dólares esa temporada”, señaló Fornos, quien agregó que en el camino de esta temporada se sumaron a ayudarlo Justo Pastor Núñez, Jetzemaní Núñez, Félix Rizo y Julio Zeledón.

Gas-Central

Y fue así que hicieron su aparición los Toros de la mano de los pinoleros Bartel López, Norman López, Walter Tijerino, José Calero, Byron Castillo, Ángel Aráuz, Juvenal García, Harold Miranda, Jairo Rodríguez, Raúl Mendoza, junto a los extranjeros C.J. Clark, Chibuzo Elonu y Key Martínez (costarricense) quien luego se fue debido a una posible sanción en su país por jugar en Nicaragua.

Sin embargo, el primer año de los Toros no fue fácil, muchos jugadores nacionales jugaban gratis, al menos eso era el acuerdo, según Fornos, pero luego hubo conflictos internos y muchos se fueron, así que luego llegaron a reforzar al equipo Armando Martínez, Luis Tenorio, Félix Méndez, Norberto Martínez, Francisco Jaen, junto con el extranjero Roy Giles.Charlys

Los conflictos se superaron y los Toros se coronaron al vencer en siete juegos a los Tigres de la UdeM, que luego de ir abajo en la serie 3-1 empataron a tres, pero al final se tuvieron que conformar con el subcampeonato.

Constelación de estrellas

En su segundo año, los Toros tiraron la casa por la ventana en aras de defender su cetro, que al final no se pudo conseguir tras una final de infarto ante Leones de la Alcaldía de Managua en siete juegos.

“Nos preparamos para tener un equipo más espectacular, ya habían patrocinadores interesados en apoyar y eso nos hizo esforzarnos a tener extranjeros de calidad”, recordó Fornos, quien ha puesto de su bolsa para el equipo.

Duane James, primo de la estrella de la NBA, Lebron James; Gana Ndiaye y C.J. Clark fueron los tres extranjeros que iniciaron en la temporada, pero luego dieron de baja a los dos últimos y sumaron a sus filas a Quinton Dodgget y Gimitri Rice, hijo de la estrella de la NBA, Glen Rice, quien estuvo un fin de semana en Matagalpa viendo a su hijo jugar con los Toros.

“El presupuesto fue de 45 mil dólares, en la final el partido contra los Leones era un partido para cualquier equipo, el marcador fue muy ajustado”, afirma Fornos, agregando que en esta etapa se reforzaron con Vansdell Thomas, Rudy Taylor y Antowine Lamb, y perdieron a los nacionales Norman López, Jasser Jiménez y al extranjero Dodgget.

Inolvidable

En el 2015, los Toros superaron un sinfín de dificultades, recogieron los frutos de su esfuerzo y se llevaron todo, de la mano del entrenador español José Luis Dámaso Martínez, quien por primera vez dirigió en Nicaragua.

“Quería un entrenador extranjero porque quería también crear academias en Matagalpa, pero al final no lo hice por falta de tiempo. Pero quería a alguien que le diera algo más al equipo, integrado por jugadores norteños y Bartel López me recomendó a Dámaso”, expresa Fornos.

Para Dámaso la experiencia fue gratificante e inolvidable, porque en un inicio a los Toros del Norte se les estaba negando el derecho de participar, luego emprendieron el camino superando miles de obstáculos hasta coronarse a inicios de octubre del presente año.

“Quería vivir una experiencia nueva como entrenador. Fue la primera vez que dirigí fuera de España, fue especial porque uno deja todo atrás, sobre todo a la familia, hay mucho sacrificio, pero al final uno se queda con la sensación de que ha hecho bien su trabajo y ha sido reconocido y valorado”, dijo Dámaso, de 41 años y quien además de ser entrenador trabaja en radio y escribe una novela histórica.

Los planes

Ahora los Toros se alistan para enero del 2016 para competir en la Liga de Las Américas, tras coronarse en el Torneo Cocaba el 1 de noviembre del presente año en El Salvador.

“Nosotros vamos a continuar con el equipo, Toros no va a desaparecer, la idea es seguir creciendo en el plano nacional e internacional, si bien es cierto somos el mejor club de Centroamérica, aspiramos a más en la Liga de Las Américas, pasar a la segunda ronda aunque parezca un sueño”, finalizó Fornos, quien asegura que esta temporada costó 55 mil dólares y que heredó su pasión por el deporte gracias a su papá, César Fornos, quien fue directivo del equipo de beisbol UNAG en los años 80.

La junta directiva de los Toros está encabezada por Fornos (presidente) y cuenta con José Rodríguez (vicepresidente), Julio Zeledón (vocero), Jetzemaní Núñez (tesorera) y Pedro Sáenz (gerente general).

César Fornos empezó a jugar baloncesto desde los 10 años y su otra pasión, el futbol, a los 12 años. En futbol era defensa y en baloncesto asegura que podía jugar la posición 1 (base) y 2 (escolta) y era un buen tirador de tres puntos.

El nombre del equipo Toros del Norte fue dado por Jonathan González, dueño de un negocio en Matagalpa y el logo fue creado por Jorge Flores. Aunque Fornos no pudo jugar como quería baloncesto, logró trasladar y enfocar toda su pasión con la creación del quinteto Toros del Norte.

GRAN APOYO

César Fornos asegura que sin el apoyo de su esposa Karen Martínez y de su hija Emma Sofía (de 2 años) no sería posible realizar sus sueños profesionales y personales.

“Gracias a Dios, Karen ha logrado entender mi pasión por todo esto y sin su apoyo no sería posible lo que he logrado, tanto a nivel nacional ni internacional”, aseguró el directivo nacido en Matagalpa.

PRIMERA EXPERIENCIA

Norman López y Byron Castillo, ambos fundadores del equipo Toros del Norte, aseguraron sentirse emocionados por la conquista de éxitos este año, porque por vez primera en su carrera participaron en un Torneo Cocaba y ahora en la Liga de Las Américas.

Agregó que están listos para dar lo mejor de sí y representar con orgullo y coraje a Nicaragua.

A FONDO

Fornos, quien nació en enero de 1983, asegura que siempre ha recibido el apoyo de su única hermana Karen Fornos y también de sus padres, César Fornos y Sara Rodríguez, quien recorta y guarda todos los escritos sobre él.

Fotos de ROBERTO FONSECA / ARTE: DAVID VILLANUEVA

 

Comments

comments