La Gritería Chiquita en la Diócesis de León

Festejo se remonta a 1947, después de una serie de erupciones del volcán Cerro Negro

Gritería Chiquita
Con la Gritería Chiquita, los leoneses conmemoran el dogma católico de la Asunción de María. MOSAICO CSI/ Foto tomada de internet

“¿Quién causa tanta alegría? La Asunción de María”, es el grito que cada 14 de agosto se escucha en toda la Diócesis de León, que comprende también al departamento de Chinandega, en ocasión del festejo de la tradicional Gritería Chiquita o de Penitencia.

La fiesta mariana tiene lugar un día antes que la Iglesia Católica conmemore, cada 15 de agosto, el dogma de la Asunción de María, es decir, la fe en que la Madre de Jesucristo fue elevada en cuerpo y alma a la gloria celestial.

Coinciden los historiadores al apuntar que la Gritería Chiquita inició como un acto de penitencia del pueblo leonés en 1947, después de una serie de erupciones del volcán Cerro Negro, 25 kilómetros al este de la ciudad de León.

Nicaragua destaca por su marcada devoción a la Virgen María y una de sus principales tradiciones es la celebración de la Gritería, el 7 de diciembre de cada año, festejo que se remonta a 1857, coincidiendo con la celebración católica de la Inmaculada Concepción de María.

Nueve décadas después, en 1947, hubo una serie de erupciones del Cerro Negro, por lo que el entonces obispo de León, monseñor Isidoro Oviedo y Reyes, convocó al pueblo para que se unieran en oraciones a María y que construyeran altares con su imagen, pidiendo que terminaran las erupciones volcánicas.

El llamado episcopal fue entonces que celebraran una Purísima de Penitencia, pero que como gorra o paquete, los devotos entregaran estampas de la Virgen María.

Este pedido se convirtió en tradición para los leoneses hasta hoy en día, aunque en la actualidad, las estampas de la Virgen fueron sustituidas por cualquier detalle que los devotos quieran compartir.

La Gritería Chiquita también es celebrada, en menor escala, por devotos en algunos barrios de Managua y también en otros municipios del país, como en la ciudad de Sébaco, departamento de Matagalpa.

En la ciudad de León, los feligreses salen en romería a las calles para gritar ¿Quién causa tanta alegría? La Asunción de María.

Todo inicia con una misa en la Basílica Catedral de León, donde el actual obispo, monseñor Bosco Vivas Robelo, es el primero con el tradicional grito.

Facebook Comments