Juicio contra defensora en El Tuma-La Dalia será este martes

Fue reprogramado el juicio en contra de la defensora de derechos humanos Thelma Francisca Suárez, acusada por presunta obstrucción de funciones de un oficial.

[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[vc_wp_text]

El martes de la otra semana, la defensora de derechos humanos y varios familiares enfrentará juicio. LA PRENSA/ARCHIVO L.E. MARTÍNEZ M.

Para el martes 6 de junio próximo fue reprogramado el juicio en contra de la defensora de derechos humanos Thelma Francisca Suárez Olivas, acusada y procesada junto a tres familiares suyos en el Juzgado Local Único de El Tuma-La Dalia, Matagalpa, por presunta obstrucción de funciones en perjuicio del capitán de la Policía, Rolando José Ortega.

Suárez junto a su pareja Jairo Antonio Gurdián Mendoza, de 27 años, además del cuñado de ella, José Raúl Martínez Paiz, de 38 y el hijo de este, José Ángel Martínez Suárez, de 19, cumplen con la medida cautelar de presentación periódica y llegan una vez por semana al Juzgado, mientras realizan el juicio.

La audiencia inicial del proceso fue el 27 de abril recién pasado y la juez Rosalpina Obando admitió los elementos de prueba ofrecidos por la Fiscalía. Suárez considera que el proceso “es una persecución” policial en su contra por su trabajo como defensora de derechos humanos y principalmente de las mujeres.

La acusación

Según la acusación, a las 11:00 a.m. del Viernes Santo, 14 de abril, Gerald Alexander Martínez Suárez —hijo de Suárez Olivas y miembro del Ejército— con una piedra presuntamente quebró el vidrio delantero de un taxi con placa MT 23379 que, en el poblado de El Tuma, conducía Lesly Gutiérrez Lara; mientras que Gurdián, usando unos chacos (arma tradicional de las artes marciales asiáticas), habría golpeado la parte trasera del vehículo.

Una patrulla policial conducida por el teniente Leonel Castro y en la que también iban el capitán Ortega y el policía Elías Briones, pasaba por el sitio. Los uniformados intervinieron y esposaron a Gerald; sin embargo, los cuatro acusados pretendieron impedir el arresto “de manera violenta”, refiere la acusación.

Gurdián presuntamente golpeó con los chacos a Ortega y Briones; mientras que Suárez se habría lanzado a sujetar el fusil que portaba Briones, pretendiendo desarmarle; al tiempo que Martínez Paiz jalaba a Gerald y José Ángel, con machete, quería agredir a los uniformados, por lo que Briones realizó disparos preventivos.

Suárez niega esa versión y dice que su hijo Gerald fue agredido y cuando iban a denunciar el caso al puesto policial de El Tuma, ella y su pareja Gurdián fueron detenidos y llevados a la delegación municipal de la Policía en La Dalia. Ahí llegaron más tarde su cuñado y sobrino para preguntar sobre el caso y también los detuvieron.

“Espero que ese día del juicio, Dios primero, seamos libres, que todas las cosas se aclaren con la verdad”, señaló Suárez.

 [/vc_wp_text]