Johnny Bobbitt: El sin hogar samaritano que conmovió a EEUU

Johnny Bobbitt, Jr., un ex paramédico militar que sirvió en combate, pedía dinero en la autopista cuando una mujer se quedó sin gasolina en medio de la noche. Usó todo lo que había juntado para ayudarla. Ella contó la historia y abrió una página de recaudación de fondos, donde sucedió algo increíble

Johnny Bobbitt AP
Johnny Bobbitt, Jr., el ex homeless que dio todo su dinero para ayudar a Kate McClure (en la foto, con su novio Mark D’Amico) y recibió una lluvia de donaciones que le permiten tener por fin un hogar. (Elizabeth Robertson/Philadelphia Inquirer/AP)

Cuando Kate McClure se quedó sin gasolina, en medio de la noche, en una salida de la autopista I-95 de camino a Filadelfia, comenzó a temblar. Tenía que animarse a caminar sola, en la oscuridad, hasta la estación que se veía a unos cientos de metros de distancia.

Johnny Bobbitt Jr., un “homeless” (sin hogar, en inglés) que pasaba casi todo el día pidiendo dinero en esa salida, pensó que algo no estaba bien en ese automóvil y comenzó a acercarse. McClure, llena de miedo, abrió la puerta y caminó hacia él. Le contó lo que le sucedía. Bobbitt le dijo que se quedara dentro del vehículo, con todas las cerraduras trabadas, y que tratara de tranquilizarse.

Se fue. Al rato la mujer lo vio llegar con un bote de gasolina rojo.

Johnny Bobbitt
Johnny Bobbitt y Kate McClure en la salida de la autopista donde cambió el destino de este hombre sin techo. (GoFundMe.com)

Bobbitt había ido hasta la estación y había gastado todo lo que tenía, USD 20 que había obtenido durante la jornada, para ayudar a la mujer.

“Johnny no me pidió dinero, y yo no pude devolverle en el momento porque no tenía efectivo”, escribió McClure en la página de recaudación de fondos que abrió en GoFundMe.com para tratar de juntar USD 10.000 a fin de que Bobbitt pudiera iniciar el alquiler de un apartamento, comprar un auto usado y volver a trabajar. “Él tiene mucho interés en encontrar un empleo, y creo que con un lugar donde poder asearse cada noche y descansar, su vida puede volver a la normalidad”, explicó.

La meta se superó casi inmediatamente. Pronto había USD 100.000, USD 250.000… Actualmente, a un mes de iniciada la campaña, se recaudaron USD 402.826 que le permitirán al ex paramédico militar que sirvió en combate comprar una casa.

“El sentimiento es algo indescriptible”, escribió Bobbitt en la página de recaudación. “Y se debe al apoyo y la generosidad que todos y cada uno de ustedes ha mostrado. Seguiré agradeciéndoles a diario el resto de mi vida”.

Además de comprar un inmueble y la camioneta de sus sueños (una Ford Ranger de 1999), el ex homeless donará parte de sus fondos a un estudiante que ayuda a otro veterano sin techo y a varias organizaciones locales que ayudan a las personas sin techo.

 

Johnny Bobbitt
La página de recaudación de fondos logró, a un mes de iniciada la campaña, mucho más que los USD 10.000 de su meta original.

McClure destacó las buenas actitudes que siempre mostró Bobbitt, que a sus ojos lo hacen más que merecedor de un final feliz: “Un día pasé a verlo y le llevé varias cosas en una bolsa, entre ellas una caja de barras de cereales”, escribió. “Estaba muy agradecido, como de costumbre, y lo primero que me dijo fue ‘¿Quieres una?’. Otra vez le llevé dos tarjetas de regalo y un paquete de botellas de agua. Las primeras palabras que salieron de su boca fueron ‘Ya mismo les quiero mostrar a los otros'”, en referencia a otros dos hombres sin techo con los que se cuidaban entre sí.

Para mantener su privacidad, Bobbitt no reveló la ubicación de su nuevo domicilio. Pero prometió que subiría fotos del lugar a su flamante cuenta en Instagram.

McClure explicó que también abriría dos cuentas fideicomiso para el resto de los fondos, de modo tal que Bobbitt pudiera hacer un pequeño retiro anual para sus gastos y ahorrar para su retiro. También una cuenta común para que el veterano pueda cubrir sus gastos cotidianos hasta que consiga un empleo.

“La próxima actualización que reciban será del propio Johnny”, concluyó la mujer. “¡Por fin tiene una computadora nueva y se muere de ganas de agradecerles personalmente! Todos han sido maravillosos”.

El video, “Cadena de favores”, muestra a Bobbitt en el momento en que lee la noticia sobre el inicio de la campaña de recaudación.

Fuente: Infobae

Comenta esta noticia