Esposos Ledbetter murieron asidos de la mano, tras 62 años de matrimonio

Los esposos Ledbetter fallecieron con pocos minutos de diferencia. “Era exactamente como querían irse. No podría haber sido mejor”, dijo la hija

[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[vc_wp_text]

Tom y Delma Ledbetter
Tom y Delma Ledbetter murieron juntos, luego de un matrimonio de más de seis décadas

Tom y Delma Ledbetter murieron hace dos semanas tomados de la mano, con el mismo amor que los acompañó en sus 62 años de matrimonio. Vivían en Lake Jackson, Estados Unidos.

Los jóvenes se conocieron en un viaje a la Florida cuando ambos tenían 20 años
Los jóvenes se conocieron en un viaje a la Florida cuando ambos tenían 20 años

“Mamá era de Nebraska, y papá era de Arkansas”, dijo Donetta Nichols, una de las hijas de la pareja, quien recuerda como sus padres se conocieron gracias a unos amigos, cuando ambos tenían 20 años.

Los Ledbetters se conocieron en Florida y tres semanas después de su primer encuentro se casaron. Pronto siguieron dos hijas, luego nietos y bisnietos, en una una vida llena de amor y risas.

Después de que Tom se retiró, él y Delma viajaron alrededor de los Estados Unidos, pasando sus años finales de un campamento a otro
Después de que Tom se retiró, él y Delma viajaron alrededor de los Estados Unidos, pasando sus años finales de un campamento a otro

La felicidad familiar se rompió en abril de este año, cuando Delma se enfermó y no se recuperó. No tenía pulso, ni una presión sanguínea adecuada, por lo que no pudieron conseguir su recuperación. Pocos días después, su esposo Tom también quedó enfermo.

Tom de 84 años y Delma de 82 fallecieron tomados de la mano luego de seis décadas de matrimonio en los que tuvieron varios hijos, 7 nietos y 7 bisnietos
Tom de 84 años y Delma de 82 fallecieron tomados de la mano luego de seis décadas de matrimonio en los que tuvieron varios hijos, 7 nietos y 7 bisnietos

“Los llevamos al asilo. Habían juntado sus pequeñas camas y mamá estaba tendida allí frente a él. Estaba dormida y así se fue, luego él le agarró su mano y se quedó allí con ella. Fue tan dulce”, recuerda su hija Donetta.

Sus vidas terminaron de la misma manera que su relación comenzó, “tomados de la mano“. A Donetta Nichols solo la consuela que esa “era exactamente (la forma) como querían irse. No podría haber sido mejor”.

Fuente: Infobae

Pelon Beach

[/vc_wp_text]