Equipos de rescate investigan restos del avión de Germanwings en los Alpes franceses

Por Jean-François Rosnoblet

Restos de un Airbus A320 se ven en las montañas, cerca de Seyne-les-Alpes, en una captura de video tomada desde la televisión. 24 de marzo, 2015. Investigadores franceses examinarán el miércoles los restos de un avión Airbus alemán para buscar pistas sobre las causas de su caída en una zona remota de los Alpes, provocando la muerte de las 150 personas que viajaban a bordo, incluidos 16 estudiantes que regresaban de un viaje de intercambio escolar en España. REUTERS via Reuters TV/Pool
Restos de un Airbus A320 se ven en las montañas, cerca de Seyne-les-Alpes, en una captura de video tomada desde la televisión. 24 de marzo, 2015. Investigadores franceses examinarán el miércoles los restos de un avión Airbus alemán para buscar pistas sobre las causas de su caída en una zona remota de los Alpes, provocando la muerte de las 150 personas que viajaban a bordo, incluidos 16 estudiantes que regresaban de un viaje de intercambio escolar en España. REUTERS via Reuters TV/Pool

SEYNE-LES-ALPES, Francia (Reuters) – miércoles 25 de marzo de 2015 08:11 GYT

Investigadores franceses analizaban el miércoles los restos de un avión Airbus para buscar pistas sobre las causas de su caída en una zona remota de los Alpes, en un accidente que provocó la muerte de las 150 personas que viajaban a bordo, incluidos 16 estudiantes que regresaban de un viaje de intercambio en España.

Los helicópteros sobrevolaban el lugar donde el Airbus A320 operado por la aerolínea de bajo costo Germanwings, propiedad de Lufthansa, se estrelló el martes mientras volaba sobre Francia con rumbo a Düsseldorf, después de despegar en Barcelona.

Los investigadores policiales llegaron al lugar a pie.

Los controladores aéreos no recibieron un llamado de socorro de la aeronave, pero Francia dijo que halló una de las dos “cajas negras” -que registran los datos del vuelo y las comunicaciones de voz- en el lugar del accidente, a unos 2.000 metros sobre el nivel del mar.

“La caja negra ha resultado dañada. Tenemos que montarla de nuevo en las próximas horas para poder llegar al fondo de esta tragedia”, dijo el ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, a la radio RTL.

Cazeneuve dijo que el hecho de que los restos estuvieran esparcidos en una pequeña zona de alrededor de una hectárea y media muestra que el avión probablemente no explotó en el aire, lo que supone que un ataque terrorista no sería el escenario más probable.

Se espera que investigadores de la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA, por sus siglas en francés) de la aviación civil gala realicen una conferencia de prensa en la tarde del miércoles.Policlinica-Central

En Washington, la Casa Blanca dijo que el accidente no parece haber sido provocado por un ataque terrorista, mientras que el presidente ejecutivo de Lufthansa dijo el miércoles que se trata de un hecho “inexplicable”.

“Es inexplicable que esto pudiera sucederle a un avión libre de problemas técnicos y con un piloto experimentado y entrenado por Lufthansa”, dijo a periodistas en Fráncfort Carsten Spohr, quien no quiso especular sobre la causa del accidente.

VUELOS CANCELADOS

Germanwings tuvo que cancelar una serie de vuelos el miércoles debido a que algunos miembros de la tripulación no desean volar. “Hay miembros de la tripulación que no quieren volar en la actual situación, algo que entendemos”, dijo una portavoz del operador alemán.

“Ver el lugar del accidente fue desgarrador”, dijo Spohr en Twitter antes de su rueda de prensa.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, visitará el miércoles la zona, ubicada a unos 100 kilómetros al norte de la ciudad de Niza, en la Riviera Francesa, junto con el presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel.

Al menos 49 de las 150 personas que viajaban en el avión eran españolas, según datos provisionales difundidos el miércoles por el secretario Estado de Seguridad de España, Francisco Martínez.

Germanwings cree que 67 alemanes viajaban en el vuelo, mientras que las autoridades informaron que dos colombianos, dos australianos y un belga también iban en el avión.

Entre las víctimas también había 16 estudiantes y dos profesores del colegio secundario Joseph-Koenig-Gymnasium, de la localidad de Haltern am See, en el noroeste de Alemania, que regresaban tras una visita de una semana a Barcelona como parte de un programa de intercambio.

El Gran Teatre del Liceu de Barcelona dijo en Twitter que dos cantantes -el bajo-barítono Oleg Bryjak, de origen kazajo, y la contralto alemana Maria Radner- murieron mientras regresaban a Düsseldorf después de participar en el montaje de la ópera Siegfried de Richard Wagner.

(Reporte adicional de Robert Hetz, Mark John, John Irish, Nicolas Bertin, Gregory Blachier, Tim Hepher, Alwyn Scott, Elena Gyldenkerne, Robert-Jan Bartunek, Matthias Inverardi, Kirsten Neumann y Sabine Siebold. Editado en Español por Ricardo Figueroa/Rodrigo Charme)

Darlin

Comenta esta noticia