El copiloto tuvo la voluntad de destruir el avión, según el fiscal del caso

“Sus respuestas antes de quedarse solo en la cabina eran lacónicas. Su respiración era normal”, afirma el fiscal francés Brice Robin al explicar sus primeras conclusiones.

Agencias, 26 de marzo de 2015

Copiloto
Andreas Lubitz, en su perfil de Facebook, ya eliminado. / Facebook

El responsable francés de la investigación del avión de Germanwings siniestrado en los Alpes, el fiscal francés Brice Robin, sostiene que, según la grabación de la caja negra, el tripulante, de nombre Andreas Lubitz, estaba vivo, accionó los mandos de descenso del GWI9525 deliberadamente y no dejó entrar al piloto. “Los gritos de los pasajeros solo se oyeron en el último momento”, añadió el fiscal.

Andreas Lubitz era un copiloto formado en la escuela de Lufthansa. Germanwings le contrató en septiembre de 2013. Tenía 28 años y era originario de la localidad alemana de Montabaur. “Sus respuestas antes de quedarse solo en la cabina eran lacónicas. Su respiración era normal”, afirma el fiscal francés Brice Robin al explicar sus primeras conclusiones.Policlinica-Central

Tras revelar el fiscal la investigación según la cual el copiloto estrelló el avión a propósito, las familias están siendo informadas. Mientras, allegados de las víctimas comienzan a llegar a los Alpes franceses, donde prosiguen las tareas de recuperación de los restos mortales.

Según el diario El País, hay cinco antecedentes confirmados de aviones estrellados por sus pilotos. Las autoridades egipcias e indonesias nunca confirmaron la causa deliberada del siniestro de los vuelos de EgyptAir que se estrelló en el Atlántico en 1999 y el de Silkair en 1997.

Medio centenar de pasajeros españoles perdieron la vida en la tragedia aérea de los Alpes franceses.

Darlin

Comenta esta noticia