Cuatro anuncios

En 2014, el gobierno venezolano usó cerca de 800 millones de dólares para influir en los medios. El presidente Nicolás Maduro potenció la hegemonía comunicacional iniciada por Hugo Chávez

Desde la llegada de Hugo Chávez a la presidencia de Venezuela, el régimen bolivariano ha tejido una extensa red mediática que lo ha llevado a ejercer una estricta hegemonía comunicacional. Tras la muerte del Comandante, el presidente Nicolás Maduro, lejos de dejar atrás esta tendencia, aceleró el proceso creando nuevos medios públicos, a los que incluso otorgó más recursos que su antecesor.

Crédito: AFP
Crédito: AFP

Un artículo de la revista académica Journal of Democracy publicado en abril de este año y elaborado por Javier Corrales, PhD por la Universidad de Harvard, señala que en 1998, un año antes de la asunción en el poder de Chávez, en Venezuela había 89 periódicos. Todos ellos bajo control privado. A su vez, había 25 canales de televisión, 23 independientes y 2 manejados por el Estado.

Hoy en día, a 16 años del primer gobierno chavista, la realidad es transversalmente opuesta. En la actualidad circulan 117 periódicos no comunitarios. El 47% se considerada independientes; el 17,1% es privado, pero con tendencia chavista; 14,5% es propiedad del Estado, según consigna El Nacional.

Los canales de televisión también se multiplicaron significativamente. De 25 que había en 1998, pasó a haber 107. De esos, el 46,7% es privado, el 16,8% público y el 36,5% comunitario.

El año pasado, el Estado venezolano controló directamente al menos 37 medios de comunicación: 10 canales de televisión, 17 publicaciones impresas, 8 radios y 2 sitios web. De acuerdo con cifras de presupuesto y memoria y cuenta, para la administración de estas licencias comunicacionales se destinaron cerca de 800 millones de dólares (5,37 millardos de bolívares). Una cifra superior al presupuesto 2015 de 13 ministerios e incluso al de la Asamblea Nacional, el Consejo Nacional Electoral y la Defensoría del Pueblo juntos.

Tinedo Guía, presidente del Colegio Nacional de Periodistas, indicó que si a eso se le suman los medios comunitarios, serán más de 600 espacios al servicios del régimen chavista. Y en ese caso, calcular el costo total de mantenimiento resultaría imposible por la falta de transparencia en el manejo de los recursos públicos.

“Estos son aparatos ideológicos de dominación. En medio de una guerra mediática como en la que estamos, hay que tener armas para poder luchar. Por eso es necesario invertir en medios”, explicó el directivo de un medio oficial de cobertura nacional, bajo anonimato.

A pesar de que “la audiencia que tiene es muy baja”, según el diputado opositor Biagio Pilieri, el gobierno venezolano año tras año destina más presupuesto para “aumentar la cantidad de medios que controla”.

En 2014, sólo tomando los datos de los medios públicos de los que se tiene información, los recursos que se manejaron fueron un 72% mayores que en 2013. De los 36 que se financiaron el año pasado, al menos 14 no existían antes de que muriera Chávez.

Fuente: Infobae

Comenta esta noticia