Dos bomberos pidieron la cuenta y la camarera les tenía una gran sorpresa

BomberosEsta es una de esas historias que nos enseñan que la vida se encarga de devolvernos todo lo bueno que hacemos en algún momento y que las buenas acciones atraen grandes cosas positivas. La bondad es lo único que salvará al mundo en el que vivimos actualmente.

Liz Woodward, con 24 años trabajaba en una cafetería como mesera cuando vio entrar a 2 bomberos llamados Paul Hullings y Tim Young, quienes se disponían a desayunar luego de 12 largas horas de trabajo, al combatir el fuego en un gran almacén.

Cuando terminaron, le solicitaron la cuenta a la mesera, pero ella notó el cansancio de ese par de hombres, que ponían su vida en riesgo diariamente con tal de salvar a personas que probablemente no conocían. Así que Liz decidió pagar esa cuenta de su bolsillo y en cambio, les entregó una nota.

Nota camarera

“Su desayuno corre por mi cuenta hoy. Gracias por todo lo que hacen, por servir a otros y por correr a lugares de los cuales los demás huyen. Sin importar su rol, ustedes tienen coraje, valentía y son fuertes. ¡Gracias por su asistencia audaz cada día! Alimentados por el fuego y conducidos por el coraje. ¡Qué gran ejemplo son! Tomen un descanso. Liz”

Ambos bomberos agradecieron a Liz y Tim Young publicó un mensaje en su Facebook, animando a sus compañeros y amigos a asistir a la cafetería y dejar una buena propina. En muy poco tiempo esta publicación llego a los 3500 “likes”.

Luego de esto, los bomberos descubrieron que el padre de Liz, Steve, sufre de parálisis y necesitaba una camioneta especial para transportarse. Ella había iniciado una campaña por internet para recoger fondos, así que los bomberos le tendieron la mano y ayudaron a divulgar la información. Su meta era recaudar 17 mil dólares, para comprar un microbús.

Pero para gran sorpresa de todos, la campaña apoyada por los bomberos, ¡recaudó más de 70 mil dólares!

Los bomberos fueron a casa de Liz y conocieron a su familia

No tengo palabras. Al pagar la cuenta de los bomberos, lo máximo que esperaba era a recibir una sonrisa a cambio. ¡Lo que hicieron por nosotros es un milagro!” -Liz-

Imágenes y fuente: dailymail
Adaptación: Adrian Acuña

SINAI

Facebook Comments