Cuando Matagalpa fue capital de Nicaragua

Del “Acta de Matagalpa” del 20 de abril de 1856, a octubre del mismo año

Eddy Kühl Aráuz (*)
179

William Walker
William Walker pretendía vender Matagalpa por dos millones de dólares. MOSAICO CSI/FOTO CORTESÍA

Cuando el filibustero William Walker tomó Granada, en octubre de 1856, los líderes Legitimistas fueron sorprendidos y empezaron a escapar de esa ciudad, como Fernando Chamorro, Fernando Guzmán, José María Estrada (Presidente Legitimista), Francisco Sacasa, Agustín Benard, Hoffman, etc.

Luego escaparon de Walker los que estaban en Masaya, Managua, como Tomas Martínez, José Dolores Estrada, Carlos Alegría, José Siero, Avilés, el hondureño Vélez, los historiadores Ortega Arancibia y Jerónimo Pérez, entre otros.

Incluso, de occidente se escaparon José Bonilla (de Chinandega), Rosalío Cortés, Ceferino González (ambos de León).

En Matagalpa los legitimistas encontraron protección de parte de los indios, pues estos habían corrido al minero de Matagalpa que residía en León, Nazario Escoto, a mediados de 1854. Este fue luego presidente transitorio democrático. Habían rechazado al general hondureño Antonio Ruíz (diciembre de 1854), al Prefecto democrático Salinas (1854), al general Mariano Salazar (1854), y recientemente en enero de 1856 al filibustero Birnett Fry con su tropa, quien era uno de los favoritos de Walker, a quien le mataron algunos soldados, según un boletín emitido en esa fecha en Costa Rica.

Ya aquí en Matagalpa, Fernando Chamorro, General de Brigada, alentado por las bajas infringidas a las tropas de Walker por las tropas costarricenses a comienzos de abril, reunió a todos los Jefes y Oficiales legitimistas que estaban por esta villa norteña y les convenció que redactasen y firmasen el “Acta de Matagalpa, el 20 de abril de 1856” en que juran “luchar hasta morir” para expulsar a los filibusteros.

Allí aparecen firmas de los principales jefes militares que se opusieron a Walker, con excepción de los que andaban en otras misiones, o que no habían podido acceder todavía a Matagalpa.

En los meses siguientes siguieron llegando más voluntarios, y en el mes de agosto formaron con ellos el Ejército del Septentrión, donde la mayoría de los soldados eran indios flecheros matagalpas (algunos portaban rifles), quienes tenían capitanes que habían ganado grado en las guerras de 1845 y de 1854.

Finalmente en septiembre y octubre de 1856 lanzaron el primer ataque masivo, ayudados por estos indígenas, quienes siempre se opusieron al filibusterismo como vimos al comienzo. Eso lo confirman todos los historiadores y boletines de esa época.

Todo esto llevó al Acta de Matagalpa del 20 de abril de 1856

En abril de 1856, Walker había ordenado a compañías de filibusteros al mando de Goicouria a hostigar a los patriotas dispersos en los departamentos de Chontales y Matagalpa.

Esa persecución provocó que altos oficiales como el General Fernando Chamorro y el Mayor Francisco Sacasa se refugiaran en Muy Muy y luego en las cañadas de Matapalo y Yúcul, donde fueron protegidos por los indios.

El grueso de los legitimistas empieza a llegar a Matagalpa a partir de enero de 1856. Utilizaban el viejo camino de herradura pasando por Tipitapa, el llano de Ostócal, luego Metapa hasta Matagalpa.

De tal manera que, para el mes de abril, animado por el triunfo de los ticos en la hacienda Santa Rosa, en Liberia, así como la Batalla de Rivas del 11 de abril, deciden organizarse en Matagalpa y confrontar a los filibusteros con un ejército propio.

ACTA DE MATAGALPA DEL 20 DE ABRIL DE 1856

Artículo 4°.- Los infrascritos juran defender el tenor de esta acta hasta morir.

De ella se harán tres ejemplares, uno se remitirá a señor diputado Presidente José María Estrada, otro al señor Diputado a la Asamblea Constituyente don Fernando Guzmán y el otro se conservará en el archivo de la Comandancia, firmándola en Matagalpa a los 20 días del mes de abril de 1856.

General de Brigada Fernando Chamorro, Teniente Coronel José Dolores Estrada, Capitán Miguel de Herrera, Teniente Coronel Carlos Hoffman, Capitán Modesto Bonichez, Capitán Patricio Centeno, Capitán Pedro Castillo, Capitán  Francisco Lanuza, Capitán Andrés López,  Capitán Pacífico Santa María, Teniente Agustín Sandino,  Teniente José Guadalupe Montiel, Teniente José Luis Coronel, Subteniente Paulino Siles, Teniente Rosa Vanegas, Subteniente Benito Chavarría, Teniente Clemente Gutiérrez, Subteniente A. Lanuza,  Subteniente Marcelo Sandino, Subteniente Trinidad Castillo, Capitán Bartolomé Sandoval, Capitán Carlos Alegría,  Capitán Eulogio Morales, Capitán Lorenzo Artiles, Capitán Joaquín Zavala, Teniente Coronel Agustín Benard, Teniente Miguel Velez, Teniente Tiburcio Meléndez, Teniente José Francisco Silva,  Teniente Guillermo Paladino, Subteniente Dolores Martínez,  Subteniente N. Zúniga, Proveedor Isidoro Flores, Ayudante Proveedor Domingo Lacayo, Capitán Pablo Lanuza (son 36 nombres).

Nota: En el Acta de Matagalpa del 20 de abril no salen los nombres de: Tomas Martínez (andaba en Honduras), Fernando Guzmán (andaba con él), Francisco Sacasa, estaba escondido en Chontales. Manuel Gross, andaba Estelí con Francisco Gómez de El Cuje. El capitán Ceferino González había sido Comandante de Acoyapa de parte de los democráticos. Coronel José Bonilla, estaría escondido en la finca San Nicolás de su paisano occidental doctor Rosalío Cortés. Ignacio Jarquín estaría ocupado en Metapa. Capitán graduado Liberato Cisne, ocupado en alguna misión militar. Francisco de Dios Avilés, José Siero, y Salmerón eran aliados y estarían escondidos en las fincas del valle de Ostócal. Jerónimo Pérez y Francisco Ortega eran más escritores que militares. (Total 12 nombres ausentes).

Gloria imperecedera

El historiador Jerónimo Pérez escribió, en 1856:

“Dimos ya un ligero conocimiento de Matagalpa cabecera antiguamente de Segovia y hoy solamente del departamento de su nombre en virtud de que se dividió en dos, formándose el Departamento de Nueva Segovia cuya cabeza es la ciudad de Ocotal. El nombre indígena Matagalpa quiere decir Cabeza Mayor o Principal, indica que desde antaño esta población es la más importante de las septentrionales. Limita al oriente con las montañas de la Mosquitia. Este departamento de Matagalpa lleva en la República la imperecedera gloria de haber hostilizado a los filibusteros, cuando los demás enmudecían. Los filibusteros tenían horror a aquellos lugares donde no encontraban amigos. Así fue que el Gobierno Provisorio (amigo de Walker) no envió después de don José Salinas a otro Prefecto democrático, sino que nombró a un joven de la misma villa de Matagalpa, don Nazario Escoto”. (p. 215)

Gabinete en Matagalpa

Cuando mataron al presidente Estrada en Ocotal, eligieron aquí en Matagalpa a Nicasio del Castillo, en agosto de 1856, pero todo el Gabinete estaba en Matagalpa desde abril de ese mismo año. Aquí fue donde tomaron la decisión de liberar a Nicaragua “hasta derramar la última gota de sangre”.

Fechas memorables

20 de abril de 1856: Los legitimistas reunidos en Matagalpa suscriben el “Acta de Matagalpa”.

12 de julio de 1856: William Walker se proclama presidente de Nicaragua y pretende vender Matagalpa por dos millones de dólares a una firma norteamericana. Esfuerzo económico de Walker, llegan inversionistas estadounidenses con ese propósito, entre ellos Eliseo Ruperto Macy, primo de E. Macy, fundador de Macy’s Department Stores.

Agosto de 1856: Fuerzas patriotas instalan Gobierno Provisional de Nicaragua en Matagalpa para combatir a los filibusteros con Nicasio del Castillo como presidente.

14 de septiembre de 1856: Los filibusteros se encaminan hacia las haciendas de ganado de Matagalpa, pero son derrotados en la hacienda San Jacinto por tropas procedentes de Matagalpa al mando del General José Dolores Estrada. La participación de los Flecheros de Matagalpa fue crucial para derrotar a los filibusteros.

(*) El autor es historiador

Comments

comments

COMPARTIR
mm
Somos una organización comunicacional líder en audiencia, alcance e incidencia. Somos la principal y más confiable fuente de información.