Cuatro anuncios

Pobladores suspendieron tranques con la promesa de recibir agua a diario

Por Luis Eduardo Martínez M. LA PRENSA, 12 de mayo de 2015

En virtud del compromiso de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) y de la Alcaldía de Matagalpa, de llevarles al menos tres cisternas con agua por día, los pobladores de Villa Kokomo, 15 kilómetros al suroeste de la ciudad de Matagalpa, depusieron los tranques que realizaron este lunes 11 de mayo en la ruta hacia Sébaco.

Pero, las 340 familias que habitan en Kokomo deben pagar diez córdobas por cada barril de agua, para solventar el gasto del combustible de las cisternas, según el acuerdo al que llegaron dirigentes comunitarios con los funcionarios públicos.

El tranque fue suspendido luego de que las autoridades prometieran respaldar a los comunitarios para la apertura de un nuevo pozo, así como el abastecimiento de agua todos los días. LA PRENSA/ LUIS E. MARTÍNEZ
El tranque fue suspendido luego de que las autoridades prometieran respaldar a los comunitarios para la apertura de un nuevo pozo, así como el abastecimiento de agua todos los días. LA PRENSA/ LUIS E. MARTÍNEZ

Kokomo cuenta con un miniacueducto administrado por un Comité de Agua Potable y Saneamiento, sin embargo, el pozo que les abastecía redujo considerablemente el nivel y los pobladores demandan la perforación de un nuevo pozo para garantizar el abastecimiento permanente de agua en el caserío.

RESPALDO A ALCALDÍA

Otro de los compromisos de Enacal fue respaldar técnicamente a la Alcaldía con los estudios hidrológicos en el sitio donde la municipalidad y los pobladores pretenden hacer el pozo y según Elmer Gómez, delegado de Enacal en Matagalpa, la perforación del mismo ya está en fase de licitación.

Ante los pobladores, los funcionarios, incluyendo a la vicealcaldesa de Matagalpa, María Elena Ocampo, se comprometieron a visitar Kokomo cada lunes para informar sobre los avances de ese proyecto.

Los habitantes de Kokomo aprovecharon la reunión para plantear a la vicealcaldesa otros problemas del caserío, incluyendo la falta de alumbrado público y de la prestación del servicio de recolección de basura.

VARIOS MESES

El desabastecimiento de agua en Kokomo lleva más de tres meses y la gente ha tenido que comprar agua que llevan en cisternas a un costo de treinta córdobas por barril, pero “es agua que sale con clavos (larvas de zancudos) y no sirve para tomar. Hoy no tenemos ni para hacer café”, refirió Rosa María Rodríguez.

Carlos Mendoza Mairena coincidió en el planteamiento y agregó que “las autoridades han hecho caso omiso a nuestras peticiones y por eso tomamos esta decisión (hacer tranques en la carretera) para ser escuchados y que nos den una respuesta”.

Comenta esta noticia