Cinco coronas de beisbol para Matagalpa

Cuatro-anuncios-Mosaico
Matagalpa el más ganador de este siglo

Por Gerald Hernández, LA PRENSA, 22 de junio de 2015

La única vez que Matagalpa ha perdido una Serie Final en nuestro beisbol fue en el 2005, en un asfixiante séptimo juego ante el Bóer, que utilizó a tres lanzadores que luego llegarían a las Grandes Ligas: Devern Hansack, el cubano Amauri Sanit y Wilton López.

Johnny Trewin es de las nuevas figuras del beisbol matagalpino y fue el mejor bateador de la Serie Final con promedio de .591. LA PRENSA/ROBERTO FONSECA
Johnny Trewin es de las nuevas figuras del beisbol matagalpino y fue el mejor bateador de la Serie Final con promedio de .591. LA PRENSA/ROBERTO FONSECA

Solo así ha sido posible derrotar a los matagalpinos, que con su reciente coronación ante León, han emergido como el equipo más exitoso de este siglo, con cinco títulos en seis finales, dejando atrás al Bóer, que lleva cuatro.

Matagalpa tenía una historia de puros fracasos en el beisbol de Primera División, hasta que en el 2000 ganó el campeonato por primera vez, con un equipo armado hasta los dientes, con los artilleros panameño Earl Agnoly y Luis Iglesias, más el dominicano Fausto Cruz y los pinoleros Freddy García, Orlando Ocampo, Juan Oviedo, Chico Miranda y Gilbert Smith. Con ellos tiró en cierto momento de la temporada Vicente Padilla, recién estrenado en las Grandes Ligas, aunque en la Final dependieron de Asdrudes Flores, Chico Rayo y el relevista canalero Bienvenido Cedeño.

El quinto y último partido de la serie resumió la superioridad del conjunto norteño, al noquear 20-1 al Rivas. Asdrudes Flores fue el Más Valioso y Davis Hodgson se llevó el honor de dirigir a Matagalpa a su primera corona.Charlys

CHAMPS

ANTE UN MONSTRUO

En el 2005, los matagalpinos chocaron contra una muralla llamada Bóer, que tenía un equipo de ensueño con Henry Roa, Jimmy González, Bayardo Dávila, Sandor Guido y Eduardo Romero, entre otros. La serie se extendió a siete juegos y ante un Estadio Nacional repleto, la tribu se impuso 5-4. Hansack, quien un año después estaría debutando con Boston en las Grandes Ligas, fue el ganador, con relevo del cubano Sanit, ahora una estrella del beisbol mexicano tras un breve paso en las Mayores, y taponeo de Wilton, mejor conocido en ese momento como Aristides Sevilla, quien entró a apagar el fuego cuando Matagalpa presionaba fuertemente en el noveno.

EL BRILLO DE MAIRENA

Esa macabra fórmula de tres futuros bigleaguers contuvo la fiereza de los norteños, quienes le dieron vuelta a la página y lograron las coronas del 2006 y el 2008, ambas contra Granada y con Omar Cisneros al frente de la tropa.

En el 2006, el zurdo Oswaldo

Mairena fue la figura de la serie con tres juegos ganados y uno salvado. La base de este equipo tenía a Justo Rivas, Jorge Avellán y Asdrudes Flores, igual que en el 2008, cuando por primera vez en más de veinte años se planificó una serie final a nueve juegos y los norteños la resolvieron en seis. Los granadinos no se presentaron a jugar al sexto partido, tras ir abajo en la serie 4 a 1. Mairena

fue una vez más el Más Valioso.

REVANCHA CON LA TRIBU

La cuarta corona de Matagalpa fue en el 2012, ajustando cuentas con el Bóer. Los norteños ganaron los tres primeros juegos, pero de forma sorprendente la tribu niveló la serie.

Sin embargo, en el séptimo y decisivo duelo, Elvin Orozco y Berman Espinoza se combinaron en la loma para derrotar 4-2 al Bóer. Orozco fue el Más Valioso y Ramiro Toruño conseguiría el primero de sus dos títulos con este equipo hasta el momento.

Orozco y Berman volvieron a ser fundamentales para regresar este año a la cima, al superar en seis partido a León, en una serie emocionante y de constantes contragolpes, en la cual el picheo matagalpino estableció la diferencia.

TALISMÁN. 5 títulos de Omar Herrera con Matagalpa lo hacen el único jugador presente en todas las coronaciones de este equipo.

Global-corredores