Cafetaleros temen repunte de roya en cafetales del país

[rev_slider_vc alias=”Gas”]
[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[vc_wp_text]

roya
Hasta el momento solo se reportan casos aislados y de baja incidencia, pero no se descarta un repunte generalizado de la roya. LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ M.

A las dificultades que ha generado la escasez de mano de obra para recoger la cosecha se ha sumado que las constantes lluvias, fuertes vientos y bajas temperaturas de los últimos días han creado las condiciones propicias para un repunte de la roya, antracnosis y otros hongos y bacterias que afectan al café.

Cafetos sin hojas y con bandolas resecas que apenas sostienen granos marchitos y negros es lo que se observa en algunas plantaciones del norte y Las Segovias.

A la escasez de mano de obra, que ya provoca la caída del grano en algunas zonas, se ha sumado “un fuerte brote de roya bastante generalizado, en casi todas las fincas de Matagalpa… esto viene a ser difícil de atender porque el enfoque es levantar la cosecha en sí, además que no se pueden aplicar químicos, porque podría ser perjudicial para la salud de los cortadores y también porque podría acarrear restricciones en la comercialización”, señala Joaquín Solórzano, presidente de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa (Asocafemat).

La roya —que está presente desde la década del setenta y que hace tres ciclos causó pérdidas graves en la región— debilita las plantas y marchita los granos de café.

Las condiciones climáticas adversas, con días soleados seguidos de constantes lluvias han provocado, según Solórzano, que en algunas zonas se esté elevando la incidencia de la roya, ahora acompañada de otras enfermedades como ojo de gallo, pellejillo y antracnosis.

COMBO DE MALES

Manchas amarillentas son visibles en la parte inferior de las hojas como un “polvo fino”. Sin el debido tratamiento, la afectación llega a las raíces de la planta y cuando se combina con otras enfermedades, como la antracnosis, acelera la caída de las hojas, se expande a las ramas que mueren gradualmente y los frutos mueren secos y vanos, sin grano en el interior.

“Al final las tres cosas —debilidad en las plantas, roya y antracnosis— hacen este gran problema”, señala Álvaro Antonio Mendoza, capataz en una finca de Matagalpa, donde las afectaciones son visibles en varios plantíos.

Según Solórzano, si bien las condiciones climáticas que combinan altas temperaturas y lluvias son propicias para la propagación de la roya y otras plagas y enfermedades, también influye que “el financiamiento para la caficultura ha sido insuficiente para la mayoría de los productores y estos no pueden tomar las medidas preventivas correspondientes”.

Por su parte Aura Lila Sevilla Kuan, presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN), dice que hay gran preocupación por un posible rebrote de roya, ya que las actuales condiciones climáticas son propicias para que se eleve la incidencia de esta y otras plagas y enfermedades.

BACTERIA SIGUE AFECTANDO

“Sí hay presencia, pero creemos que todo está bajo control, pero lo que de momento está causando más estragos es una bacteria que se reportó desde noviembre pasado en la zona de Las Segovias y también en el norte y que causa efectos muy parecidos a la antracnosis”, expone Sevilla Kuan.

Dicha bacteria, de la que aún las autoridades agropecuarias aún no reportan ni su nombre ni origen, marchita las hojas del cafeto, que luego se caen y al quedar exfoliadas las ramas no permiten la maduración del grano. “Eso es lo que está afectando mucho, de la roya aún no tenemos alertas generalizadas de los productores, de momento son casos aislados”, afirma Sevilla Kuan.

El directivo de la Asociación de Cafetaleros de Jinotega, Eduardo Rizo, confirma que en esa zona también se han registrado rebrotes de roya y antracnosis, a la vez que la bacteria que apareció en noviembre continúa provocando la exfoliación de los cafetos en muchas plantaciones.

TEMEN PROPAGACIÓN GENERALIZADA

Pequeños caficultores de Dipilto, Jalapa, Murra, San Fernando y otros municipios de Nueva Segovia han reportado rebrotes de roya, dice Leonel López, presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG) de Nueva Segovia.

En esa zona la incidencia, según López, estaría en un cinco por ciento. Sin embargo, teniendo en cuenta que actualmente se está cortando la cosecha no se pueden aplicar los agroquímicos necesarios, ya que se afectaría a los cortadores y la calidad del grano.

Ante ese panorama López no descarta que se dispare la incidencia de la plaga y que en las próximas semanas haya un repunte generalizado.

Actualmente, en esa zona la roya está afectando plantaciones de café de la variedad lempira y catimore que, según López, se suponía eran de las más resistentes a los efectos provocados por este hongo.

 [/vc_wp_text]

Mosaico CSI

Somos una organización comunicacional líder en audiencia, alcances e incidencia. Somos la principal y más confiable fuente de información.

Latest posts by Mosaico CSI (see all)

Compartir