Byron Rojas 53 días en el trono

"Pensé que ser campeón solo era ser pura gloria", dice Rojas

[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[vc_wp_text]

Byron “El Gallito” Rojas dice que no ha cambiado nada de su personalidad y le pide a Dios que le ayude a ser siempre el mismo. LAPRENSA/ MAYNOR VALENZUELA
Byron “El Gallito” Rojas dice que no ha cambiado nada de su personalidad y le pide a Dios que le ayude a ser siempre el mismo. LAPRENSA/ MAYNOR VALENZUELA

Tiene los ojos cansados, pequeños y vivaces, pero agotados, siempre habla relajado por más que le pregunten lo mismo una y otra vez, responde como si le hubieran reseteado la memoria. De algo Byron Rojas estaba claro, marcharse a Panamá no solo es para aprender, entendió por qué “Chocolatito” decide hacer su campamento en Costa Rica y no en el terruño, ha sabido lo que es tener una agenda de compromisos como la de un cantante en gira.Charlys-guia

Lo que tanto había anhelado se cumplió, pero la realidad era más agotadora, de la noche a la mañana convertirse en el personaje actual más famoso de Matagalpa no es digerible al instante, y más si su manera de ser es nunca decir no.

Con casi dos meses como campeón, el matagalpino no ha dejado los estudios de Veterinaria, se mantiene corriendo desde las 5:00 a.m. y entrena por las tardes, solo que el tiempo que ocupaba para descansar es ahora inexistente, todos quieren tenerlo, a su casa y a su celular llegan invitaciones constantes.

Él solo quería ser campeón, sin conocer todo lo que albergaría esa distinción. Aunque el peregrinaje ha llegado a su fin por la marcha al país canalero, relata sus días como campeón. “Pensé que ser campeón era solo pura gloria”, dice inocentemente Rojas. Viste una gorra crema y una camisa blanca de su nuevo patrocinador, un pantalón negro y zapatos Jordan.

Brenda-y-Sinai“NO ME VOLVÍ LOCO”

“Fijate que no me volví loco gastando el dinero que gané en la pelea ante Hekkie Budler, no pienso en derrochar, no me he dado lujos, sigo siendo el mismo, pienso más bien en comprar una finca, poner mi negocio como siempre he analizado. En mis 53 días como campeón ha sido todo muy cansado, hemos trabajado más, invitaciones públicas, con muchas conferencias, más duro pero es parte del trabajo y siempre me gusta atender a todos”, indica el campeón de las 105 libras de la Asociación Mundial de Boxeo.

Según Rojas, la gente le tiene más respeto. “Siempre estoy atendiendo a las personas, no me queda tiempo para mi familia, hacíamos viaje antes, ahora ya no puedo, me debo enfocar en el boxeo. Mi familia me dice que ya no soy el mismo, que debo pensar diferente, pero mantengo mi forma de vestir, como camino en la calle, ante de salir a Sudáfrica le pedí a Dios que no me hiciera cambiar porque el boxeo termina y la personalidad se mantiene”.

“QUIERO APRENDERLO TODO”

“Don Garibaldi, sepa que voy a estar a sus órdenes, haré todo lo que usted me diga, quiero aprenderlo todo”, dice Rojas con su tono norteño mientras habla por teléfono por primera vez con su nuevo entrenador, el panameño Rigoberto Garibaldi.

Este le responde: “Eres un hombre humilde y no te preocupes que yo sé adónde le duelen a los tailandeses los golpes”. Rojas sonríe y se aferra para conseguir lo que “Chocorroncito” Buitrago no pudo.

Rojas sorprende

17 victorias tiene Byron “El Gallito” Rojas en su carrera como boxeador profesional. Además posee dos derrotas en sus inicios como peleador.

 [/vc_wp_text]

Comenta esta noticia