Barcelona con triunfo balsámico ante Osasuna

El Barcelona ha firmado un balsámico triunfo en El Sadar ante un rival que sigue en caída libre y apenas opuso resistencia.

[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[rev_slider_vc alias=”Gas”]
[vc_wp_text]

Osasuna Barcelona
El Barcelona venció 3×0 al Osasuna.

El Barcelona ha firmado un balsámico triunfo en El Sadar ante un rival que sigue en caída libre y apenas opuso resistencia. Los azulgranas, en una de sus mejores versiones de los últimos tiempos, tuvieron que esperar al segundo periodo para encauzar el triunfo con sendos tantos de Luis Suárez y Messi, tras perdonar infinidad de chances en los 45 minutos iniciales.

Cuesta entender que el Barça no viera puerta en esa primera parte a tenor del rosario de ocasiones de las que gozó el conjunto de Luis Enrique.

Porque esta vez los azulgranas arrancaron bien, conscientes de lo que se jugaban, y plasmando desde el primer momento sobre el verde la enorme distancia futbolística que hay entre el campeón de liga y el actual colista de la competición.

Un Barça serio y enchufado que se subió a lomos de su pareja más letal, Messi-Luis Suárez, para sembrar el caos en la poblada pero desordenada defensa rojilla.

Así llegaron hasta cuatro ocasiones clarísimas, incluido un remate al palo del charrúa, que, en condiciones normales, hubieran encarrilado el duelo desde las primeras de cambio, porque no es normal que Messi y Luis Suárez se muestren tan erráticos en la definición, aunque Nauzet puso de su parte con dos intervenciones de mérito ante el genio argentino.

Osasuna, que se había limitado a sobrevivir al vendaval culé durante la primera media hora, pisó al fin el área de Ter Stegen con un centro-chut de De las Cuevas que casi caza Oriol Riera en el segundo palo.

Fue, de todos modos, apenas un paréntesis porque el primer acto se cerró con dos nuevas ocasiones blaugranas. Los protagonistas fueron Iniesta y de nuevo Messi, que no encontraron puerta con dos peligrosos remates.

Osasuna casi marca

El segundo tiempo respetó el guion dibujado en la primera parte, porque el dominio visitante seguía siendo la única ley vigente en El Sadar, aunque la primera ocasión fue para un genial Sergio León, que remató una brillante acción personal con un fabuloso remate picado que acabó repeliendo el travesaño. De entrar, hubiera sido uno de los goles de la temporada.

Sí entró, y además sin oposición, el remate a puerta vacía de Luis Suárez tras una gran triangulación del ataque culé que acabó con una asistencia perfecta de Jordi Alba al charrúa, que parece en línea con la pelota en el momento del pase.

A partir de ahí, todo fue más fácil para el Barça, que con la ventaja adquirida ya pudo cocinar el partido a fuego lento esperando dar la puntilla en algunas de las llegadas azulgranas que seguían produciéndose.

Y no hubo que esperar demasiado, porque una nueva combinación de manual del conjunto catalán acabó con una segunda asistencia de Alba que Messi aprovechó para batir al fin a Nauzet con un preciso remate a bote pronto.

Con el encuentro decidido y el Barça algo más relajado, Osasuna se estiró en busca del milagro, pero ya era muy tarde para cualquier atisbo de heroica, así que los de Luis Enrique vivieron un final de encuentro de lo más plácido.

El golazo ‘marca de la casa’ de Messi con el tiempo reglamentario ya cumplido sólo sirvió para redondear aún más un marcador que no dejó lugar a dudas sobre lo ocurrido este sábado en la capital navarra.

Fuente: Marca

[/vc_wp_text]

Facebook Comments