Ave Evita Patcey Delmundo: La inspiradora historia de candidata a Miss Malasia

En pocas semanas podría ser coronada como la 'reina' del concurso de belleza más reconocido del mundo, algo impensado para una joven que sufrió acoso escolar debido a sus lunares y verrugas en la piel. Hoy busca transformar su dolor en aprendizaje

[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[vc_wp_text]

Ave Evita Patcey Delmundo
Ave Evita Patcey Delmundo busca coronarse como Miss Malasia y participar del consurso más exigente de todos: Miss Universo

Ave Evita Patcey Delmundo sueña con redefinir los estándares de belleza con su historia. A sus 20 años está a un paso de coronarse como Miss Malasia, lo que la acerca al concurso más exigente de la industria: Miss Universo.

Su numerosos lunares y verrugas, que cubren gran parte de su cuerpo y rostro, le otorgan una belleza natural, que la diferencia entre las demás participantes por su espíritu valiente y dedicado, más aún en una industria donde es necesario cumplir con ciertos requisitos para poder participar.

Hoy un poco más inclusivos, Delmundo, es la gran favorita. Pero no siempre fue así, en su infancia fue víctima de bullying por su rara condición conocida como Nevus Melanocítico Congénito. Una extraña anomalía que se traduce en una singular marca de nacimiento que ocurre en aproximadamente el 1% de la población mundial.

“Galletitas con chip de chocolate”, “manchosa”, o hasta ‘monstruo’ fueron algunas de las instigaciones que vivió a lo largo de su escolaridad. Una situación que ni sus padres ni profesores podían controlar. “nombraban a dos compañeras de clase para que estuvieran con ella en el recreo y no la dejaran sola”, confesó la joven modelo. Aún así, nadie quería pasar el tiempo con ella.

La joven nación con una extraña anomalía que lleva el nombre de Nevus Melanocítico Congénito que ocurre en aproximadamente el 1% de la población mundial
La joven nació con una extraña anomalía que lleva el nombre de Nevus Melanocítico Congénito que ocurre en aproximadamente el 1% de la población mundial

A raíz de su sufrimiento constante, planteó someterse a una operación de cirugía para quitarse los lunares para poder terminar con el acoso callejero, pero finalmente lo descartó debido a los riesgos que implicaba para su salud.

Hoy con una actitud de aceptación total superando sus miedos pretende ser un ejemplo para las generaciones. “Estoy feliz de no haber emprendido el camino del cambio, hoy estoy aquí por mis lunares que son parte de lo que me definen”, explicó la joven a la revista Elle edición Malasia.

En concurso está a punto de concluirse, en apenas tres semanas habrá una elegida que competirá a nivel mundial con figuras del mundo entero. Volcada en que su experiencia se transforme en un motor de cambio. “Siempre fue un sueño para mi adicionar para Miss Universo Malasia. Siento que es una buena forma de mostrar mi singularidad y confianza en mí misma”, confesó a la revista.

Con más de 54 mil usuarios en Instagram, Delmundo es la ídola a seguir donde miles de personas se inspiran con su modelo e historia. “Ahora que tengo un efecto tan positivo en los demás realmente me mantiene en marcha”, dijo en su red social.

Su belleza y su espiritu de superación la posiciona como una de las favoritas del concurso de belleza más reconocido del mundo
Su belleza y su espiritu de superación la posiciona como una de las favoritas del concurso de belleza más reconocido del mundo

Con plena exposición no puede evitar las miradas de los demás. “Nadie ha nacido perfecto y todos tenemos nuestras fortalezas y debilidades. No veo en ninguno de mis defectos una barrera para lograr lo que quiero. Al final del día”, resaltó

Fuente: Infobae[/vc_wp_text]