El ascenso del Deportivo Sébaco a la Liga Nicaragüense de Futbol

Sin jugadores de experiencia lograron imponerse en repechaje

[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[vc_wp_text]

Deportivo Sébaco estará por primera vez en la Primera División. LAPRENSA/ Maynor Valenzuela
Deportivo Sébaco estará por primera vez en la Primera División. LAPRENSA/ Maynor Valenzuela

¿Cómo logró el Deportivo Sébaco imponerse al Municipal Jalapa en el repechaje y ascender a la Liga Nicaragüense de Futbol (LNF)? Solo con ayuda divina, porque las diferencias entre los equipos de Segunda y Primera División siempre han sido abismales, por más que las series del repechaje estén igualadas.

De las seis llaves de repechaje que han ganado los conjuntos de Segunda a los de Primera División, la de Sébaco es la más sorprendente, por encima del Fox Villa sobre San Marcos en el 2014.

El conjunto caraceño poseía un jugador experimentado en Primera División, el defensor Denis Laguna, y pertenecía a un departamento futbolero, mientras los matagalpinos no poseen ninguno y tampoco tienen una cultura futbolera ampliamente reconocida.

UN PLANTEL JOVEN

En la temporada 2015-16, la Fenifut cambió las bases de competencia de Segunda División buscando darles oportunidad a los jugadores jóvenes. Los planteles debían estar conformados con una base Sub-23 y el técnico de Sébaco, Óscar Castillo, encontró la generación de este histórico ascenso.

Castillo, quien estaba en su segunda temporada con el club, mantuvo a casi 10 jugadores del equipo de la temporada 2014-15 y lo reforzó con jugadores en su mayoría locales.

De los 25 integrantes del plantel de esta campaña en la Segunda División, 21 son de Sébaco, uno de Jicaral y otro de Terrabona, más dos hondureños, expuso Onill Rivera, miembro de la directiva.

FIGURA EMERGENTE

En un plantel discreto como el Deportivo Sébaco que consiguió el boleto a la Primera División superando lo inesperado, las figuras son escasas porque todo se debe a un trabajo colectivo. Sin embargo, hay un elemento que destacó sobre los de más: Anderson Acosta.

Acosta, un habilidoso atacante de 18 años de nacionalidad hondureño con raíces nicaragüenses, aparece como el punto de referencia ofensiva y de mantener su proyección en la máxima categoría llamará la atención de los conjuntos más consolidados.

El delantero catracho terminó la temporada con 32 anotaciones: 25 en la etapa regular de los torneos de Apertura y Clausura, tres en la semifinal y Final de Clausura, respectivamente, más otro en el repechaje contra Jalapa en el partido de vuelta, el que definió el ascenso.

Acosta terminó con 17 goles en el Torneo de Clausura y nueve en el Apertura porque no jugó todos los encuentros debido a que le faltaban algunos papeles para su inscripción. Sin embargo, para seguir creciendo y ayudar al equipo en sus objetivos necesita tener mejor respaldo.

Esteban Obando, presidente del Sébaco, expuso que observarán dos extranjeros y que están viendo si traen otros para reforzar al equipo que lo más seguro mantendrá la base del equipo de Segunda División que se estrenará en la Liga Nicaragüense de Futbol (LNF).

EL ORGULLO DE MATAGALPA

Desde el ascenso de Matiguás-Matagalpa en la temporada 2000-01, el departamento de Matagalpa no había tenido representación en la máxima categoría nacional. En los últimos diez años de los torneos cortos, cuatro equipos matagalpinos intentaron acabar la racha y ninguno la logró.

Todos los representantes matagalpinos avanzaron al menos una vez a la etapa regular, pero no llegaron hasta donde lo hizo el conjunto Cebolleros que en su primer intento alcanzó el codiciado ascenso. Los cuatro clubes que buscaron subir ya desaparecieron.

El primero en intentar regresar el futbol de Primera División a Matagalpa fue el Matagalpa FC que cayó 3-0 ante Villa Australia en la hexagonal de la temporada 2005-06 y dejó de jugar en la siguiente.

Azul Darío llegó a la semifinal en el Torneo de Apertura 2009 en su temporada de debut y se retiró en la campaña 2013-14 junto a Bethel Matagalpa, club que entró el mismo año a la Segunda División y alcanzó los cuartos de final en el Apertura 2013.

El Real San Luis se estrenó en la temporada 2013-14. Su mayor logró fueron los cuartos del Apertura 2014 y salió de la Segunda División en esa campaña cuando el Deportivo Sébaco arrancó su aventura que la culminó el pasado domingo 17 con el anhelado ascenso tras ganar el repechaje.

Matagalpa no tenía representante en la Primera División desde hace 15 años. Ese conjunto solo duró un año y el reto de Sébaco es extender su milagro en un futbol más competitivo.

[/vc_wp_text]

Comenta esta noticia