Policlinica-y-Darlin

Elízabeth Romero, LA PRENSA, 15 de marzo de 2016

La inseguridad que viven muchas comunidades al norte del río Bocay, en Ayapal, jurisdicción de San José de Bocay, Jinotega, ha aumentado en los últimos días aparentemente a raíz del desplazamiento de varios grupos armados por comunidades rurales.

En varias de las escuelas multigrado en Ayapal, como esta de la comunidad de Turuwas, los maestros no llegan. En esa zona, el año escolar no ha empezado. LA PRENSA/O. NAVARRETE
En varias de las escuelas multigrado en Ayapal, como esta de la comunidad de Turuwas, los maestros no llegan. En esa zona, el año escolar no ha empezado. LA PRENSA/O. NAVARRETE

Y aunque ninguna autoridad acepta referirse a este hecho, el mejor ejemplo de lo que pasa de forma silenciosa en esos parajes solitarios de alejadas comunidades jinoteganas, es el cierre de escuelas donde no ha iniciado el año escolar 2016.Charlys-guia

Son pocos los pobladores que aceptan haber escuchado de la presencia de desconocidos armados en esas comunidades.

De forma tímida refieren que temen a represalias, ya sea por parte de estos grupos o que por emitir alguna opinión llegue la Policía o el Ejército a interrogarlos. En Ayapal extraoficialmente se habla de que más de cincuenta maestros se rehúsan ir a trabajar. Tomás Castillo, uno de los pocos pobladores que tienen a sus hijos matriculados en el centro escolar San Francisco, en Turuwas, lamentó que los niños resulten perjudicados. Señaló que pese a que en su comunidad no ha habido presencia de los grupos que se movilizan por el sector, dijo que “los maestros se atemorizaron y no han vuelto”. Sin embargo, Castillo apuntó que en la comunidad Pueblo Amado, más adelante de su comunidad, se habla de que esos grupos han incursionado varias veces.

Lea también: Lo que pasa del otro lado del río Bocay

Al ser consultado el delegado del Ministerio de Educación (Mined), en San José de Bocay, Giovanni Úbeda, sobre los motivos de cierre de escuelas en esa zona y el hecho de que los maestros no se han presentado a las comunidades para iniciar el año escolar, no negó ni afirmó que ocurra esta situación.

La amabilidad con que Úbeda recibió al equipo de LA PRENSA cambió de inmediato cuando conoció el motivo de la visita. Y explicó que ese tema no lo podía abordar él, sino que le correspondía al delegado departamental del Mined en Jinotega, Antonio Valle, o al secretario político del Frente Sandinista.

Úbeda confirmó que Valle había estado la semana pasada en ese municipio en una reunión ordinaria con los directores de centro.

Gas-Central

En la delegación del Mined en Jinotega, aunque inicialmente una funcionaria prometió que el funcionario no tardaría en llegar, poco después, otra de sus compañeras informó que el delegado no podría atender, pues estaba fuera del municipio y regresaba hasta el sábado.

En Jinotega durante dos días consecutivos el equipo de LA PRENSA intentó conocer la versión de la Policía, pero dijeron que el jefe de la delegación estaba fuera. En Managua, las oficinas de Relaciones Públicas de la Policía y del Ejército tampoco respondieron a la solicitud de información.

Brenda-y-Jose

Global-corredores

Comments

comments